Consejos de adelgazamiento para mujeres

El picante… ¿adelgaza?

Lo dijo la Universidad de Wyoming en un estudio realizado por su Escuela de Farmacia hace ya dos años: los alimentos que contienen chile picante pueden ayudarnos a quemar grasas sin que por ello tengamos que restringir las calorías de nuestra dieta. Al sostener esta afirmación, los autores de dicho estudio no hacían sino reafirmar lo que se apuntara, dos años antes, en otro estudio realizado por la Universidad de Maastricht: el chile, la cayena y las guindillas, es decir, los alimentos picantes, poseen un elemento, la capsaicina, que se encarga de disminuir los lípidos corporales mediante un mecanismo que se encarga de “asesinar” a las células grasas inmaduras. El director del equipo que se ha encargado de realizar el estudio de la Universidad de Wyoming ha ido más lejos todavía de lo que fueron los investigadores de los Países Bajos. Según el equipo estadounidense, la capsaicina podría convertirse en un suplemento dietético que sirviera para prevenir la obesidad.

Entre las funciones que se han otorgado a la capsaicina figura también la de provocar la síntesis de la colecistoquinina, una hormona que, estando presente en el intestino delgado, regula, en cierto modo, nuestro apetito. Dicho de otro modo: la capsaicina tiene un marcado poder saciante. Ingerir alimentos picantes, pues, serviría para eliminar la necesidad de ingerir otro tipo de alimentos más calóricos.

Consejos de adelgazamiento para mujeres

Remedios tan milagrosos como estériles para adelgazar

No importa que haga ya tiempo que pasó el verano. Volvimos de él con unos kilitos de más y, obsesionadas, buscamos la manera más rápida y, en principio, efectiva de perder esos kilos. En esa búsqueda, en ocasiones, se pierde el norte y se acaban probando métodos que no siempre son los más adecuados para perder peso. Muchas de nosotras, además, caemos de una forma u otra, en mayor o menor grado, en lo que se denomina ortorexia.

¿Qué es la ortorexia? Con el nombre de ortorexia se conoce a un trastorno alimentario consistente en obsesionarse por la comida sana. Que los manuales terapéuticos de trastornos mentales no hayan acogido a la ortorexia aún en su seno no quiere decir que no existan estudios que indican que, al parecer, tras la obsesión por menús escrupulosamente sanos subyace algún tipo de trastornos mental.

Afortunadamente, en los casos de los que hablamos, en el de las mujeres que queremos perder cuanto antes los kilos ganados en verano, la caída en las redes de la ortorexia es una caída meramente transitoria. Pero esa caída transitoria nos basta para mezclar, sin disciplina ni mesura, tendencias nutricionales que están de moda y que prometen resultados milagrosos en un corto período de tiempo con “invenciones” estrambóticas y, en algunos casos, directamente ridículas.

Consejos de adelgazamiento para mujeres

Consejos para acelerar el metabolismo

El primer objetivo a alcanzar si deseamos perder grasas es el de acelerar nuestro metabolismo. Quien más quien menos ha dicho alguna vez en la vida: “ése es mi metabolismo”. Pero… ¿sabemos exactamente lo que es el metabolismo? Resumiéndolo, el metabolismo sería el conjunto de procesos químicos que realizan todas nuestras células para llevar a cabo todas nuestras funciones. La transformación de los nutrientes presentes en la comida en distintas formas de energía es una de las funciones básicas.

Según sea la rapidez o lentitud con la que trabajan nuestras células así será nuestra tendencia a ganar o perder peso. Un metabolismo más lento implica una mayor tendencia a ganar peso. Un metabolismo rápido, por el contrario, implica una mayor quema de calorías (incluso en descanso) y una mayor tendencia a perder peso y a adelgazar.

La mayor o menor velocidad de nuestro metabolismo depende en gran medida de nuestros genes. ¿Quiere eso decir que no podemos hacer nada por cambiar nuestro metabolismo?

Consejos de adelgazamiento para mujeres

Trucos para matar el hambre

Mantener una dieta supone vencer a diario a un duro enemigo: el hambre. El hambre es ese rival poderoso que no ceja en su empeño y nos hace dudar de nuestras fuerzas y nuestra fe en la dieta. Como un diablo que quisiera arruinar nuestra virtud, el hambre nos tienta fisiológica o emocionalmente. No siempre es fácil renunciar a ese antojo. Y el pensamiento “va, por una vez no pasa nada” es un mal consejero para todas aquellas personas que, con un objetivo u otro, se han fijado un plan de alimentación.

Vamos a darte a continuación diversos consejos para que, llegado el caso, puedas matar el hambre.

Consejos de adelgazamiento para mujeres

Trucos para tener tripa plana

El verano con sus calores está a la vuelta de la esquina. En pocas fechas buscaremos piscinas y playas para refrescarnos de la canícula y eso implicará el tener que colocarnos el bikini o el bañador que hayamos elegido para esta temporada. Eso, claro, implica el tener que lucir tripita y, si queremos estar a la moda, la tripa debe ser lo más plana posible. Así lo dicta Victoria’s Secret y lo que dicta la famosa marca de lencería sirviéndose del cuerpo de bellezones como Devon Windsor, Gigi y Bella Hadid, Adriana Lima, Candice Swanepoel, Sara Sampaio o Alessandra Ambrosio, va a misa.

El reto, pues, es pulir las redondeces de la tripa para tenerla lo más plana posible. ¿Cómo conseguirlo? En esta web hemos dedicado más de un artículo destinado a recomendarte algunas dietas y rutinas de entrenamiento para conseguir un vientre plano. Después de todo, y a pesar de lo que determinen la genética y la edad, el esfuerzo cuenta. Y mucho.

El esfuerzo de gimnasio es imprescindible para conseguir que las abdominales afloren y se definan, pero en ocasiones basta con cambiar varios hábitos alimenticios para conseguir que nuestro vientre deje de mostrar ese aspecto hinchado que en ocasiones muestra.

En este post vamos a recomendarte algunos trucos para reducir la hinchazón del vientre y, así, acercarnos algo más al soñado objetivo de tener el vientre plano. Toma nota.

Consejos de adelgazamiento para mujeres

Café verde para adelgazar

Durante los últimos años se viene utilizando el café verde como remedio adelgazante. Apoyándose en su capacidad saciadora, son muchos los nutricionistas que han introducido el café verde en sus dietas para servirse de sus propiedades a la hora de planificar las comidas de una manera más cómoda y segura.

La introducción del extracto de café verde en el listado de productos naturales que podrían servir para adelgazar es debida a uno de los más conocidos gurús de la salud, el Dr. Mehmet Oz. Fue él quien defendió por vez primera los efectos que sobre la pérdida de peso pudiera tener el ácido clorogénico, una sustancia presente en el café verde.

El ácido clorogénico incrementa la secreción intestinal de un neuropéptido (el GLP1). Esta hormona, liberada en distintas partes del cuerpo, envía señales que, llegadas al cerebro, proporcionan sensación de saciedad, lo que ayuda a luchar contra lo que se conoce como hambre emocional.

Consejos de adelgazamiento para mujeres

Ginseng: una ayuda en las dietas de adelgazamiento

De entre todas las hierbas que arrastran la fama de ser útiles para garantizar el adelgazamiento, el ginseng es, sin duda, una de las más famosas. La riqueza en nutrientes de esta hierba china la convierten en un excelente reconstituyente energético que procura, entre otros, los siguientes beneficios:

  • Aumenta la ligereza mental.
  • Actúa contra la diabetes.
  • Hace disminuir los niveles de colesterol.
  • Reduce la sensación de fatiga.
  • Incrementa la resistencia física.
  • Mejora los procesos digestivos.
  • Previene la aparición de algunas células de tipo cancerígeno.
  • Estimula el sistema nervioso.
  • Estimula el sistema inmunológico.

En el caso de los hombres, además, hay estudios científicos que apuntan a que el ginseng aumenta la testosterona, incrementa la producción de espermatozoides y facilita la erección, por lo que podría ser entendido como un afrodisíaco.

Consejos de adelgazamiento para mujeres

¿Cómo sustituir la carne roja en la dieta sin perder sus nutrientes?

Una dieta sana y equilibrada no puede prescindir del consumo de la carne roja. La carne roja nos aporta una de nutrientes absolutamente necesarios para nuestra salud. Las proteínas son unos de esos nutrientes. El hierro, otro. Pero la carne roja nos aporta también una importante cantidad de grasa. Que esa grasa no sea excesiva es algo que debe preocuparnos si deseamos mantener una dieta saludable. El exceso de consumo de esa grasa se asocia al aumento del colesterol y, por ello, a la aparición de todo tipo de enfermedades cardiovasculares.

España es un país en el que se consume demasiada carne roja. 2,5 veces más, según apuntan algunas autoridades sanitarias, de la que debería consumirse. Sin embargo, y éste es un dato que invita al optimismo, cada vez son más los españoles que, conociendo los riesgos del consumo excesivo de carne roja, lo reducen hasta límites más saludables.

Consejos de adelgazamiento para mujeres

Mitos y verdades sobre cómo adelgazar

En un post anterior titulado Mitos alimenticios que hay que derribar hablábamos de cómo hay informaciones sobre nutrición que enraízan dentro de nosotros y que, más allá de su fiabilidad científica, se convierten en mitos. Y un mito, cuando se habla de salud, no siempre es algo positivo. A causa del mito podemos convertir en rutina ciertas prácticas nutritivas que, a la larga, y lejos de beneficiarnos, acabarán perjudicándonos.

En este post vamos a dedicarnos a derribar algunos mitos más: aquéllos que hablando de trucos o de dietas nos dicen qué debemos hacer y qué no para adelgazar. Veamos algunos de esos mitos sobre cómo adelgazar.

Consejos de adelgazamiento para mujeres

Cómo perder peso practicando running

Tras las vacaciones de verano los parques y las calles se llenan de runners que se echan a la calle convenientemente uniformadas y con la moral a tope para sacarse cuanto antes ese par o tres de kilitos que los helados, las tapas, las cañas o los vermuts han dejado en su organismo. Una buena intención, sin duda, pero, como acostumbra a decirse, con la intención no siempre basta.

Y es que correr no se traduce necesariamente en pérdida de peso. Sin un plan personalizado, correr puede convertirse en algo aburrido, sobre todo si se observa que no da los resultados esperados respecto a la pérdida de peso. El correr siempre de la misma manera, el mismo tiempo y con la misma intensidad, no mejora nuestra condición. La capacidad de adaptación de nuestro cuerpo al mismo tipo de ejercicio hace que aquél no pierda peso como sería de esperar. Para ello hay que introducir variaciones en el entrenamiento.