Cuidados de la piel

El agua termal, usos y beneficios

agua termal - cuidado piel

Si piensas que el uso del agua termal es sólo para el verano, sigue leyendo porque en este artículo te vamos a descubrir todos los beneficios de este excelente cosmético. La hidratación es el mejor aliado de una piel sana, y no sólo en los meses más secos. De hecho, cada vez son más las mujeres para las que el agua termal se ha convertido en imprescindible y no salen de casa sin el pulverizador en el bolso. El agua termal es tendencia y uno de los secretos de belleza más simples del mundo de la cosmética, pero ¿qué es exactamente el agua termal y para qué sirve? A continuación, resolvemos todas tus dudas.

El agua termal emana de una fuente natural y posee múltiples propiedades terapéuticas. El agua de lluvia se filtra en la profundidad de la tierra y se calienta hasta alcanzar temperaturas que la hacen ascender por cualquier grieta hasta la superficie. Durante su ascenso, recoge diferentes minerales de las capas geológicas de la tierra. Y a esa gran variedad de minerales y temperaturas corresponden las diferencias que existen en sus propiedades y en los efectos que producen en la piel. La composición más habitual del agua termal es el manganeso, con propiedades antioxidantes e hidratantes, cobre, antiinflamatorio y antiséptico, magnesio, un potente estimulador de la renovación celular, el zinc, el selenio, el calcio y el hierro. Actualmente todas las marcas de cosmética la comercializan en envases muy prácticos para llevar en el bolso y tener siempre a mano. La más práctica es en spray, basta con pulverizar sobre la piel y listo. Ten en cuenta que el agua termal se puede utilizar en cualquier parte del cuerpo, no sólo en la cara. El agua termal no sólo nos protege de los radicales libres que provocan el envejecimiento de la piel, también la hidrata, calma, refresca y nos fija el maquillaje.

Usos del agua termal

  • Tónico facial: Utilízala por la mañana y por la noche después de la limpieza facial y antes de tu tratamiento habitual. Pulveriza sobre el rostro a unos 20 cm de distancia, aproximadamente, durante 10 segundos. Seca con un algodón suave o un tisú mediante ligeros toquecitos. Para aumentar el poder tonificante del agua termal, guárdala en el frigorífico y aplícala en frío.
  • Hidratar en ambientes secos: Viajes en avión, en la playa o piscina, excursiones … no olvides llevar el agua termal en tu bolso o mochila. En apenas unos segundos, hidratarás y refrescarás tu rostro evitando la sequedad ambiental.
  • Hidrata el cabello: Si rocías agua termal sobre el cabello lo mantendrás hidratado. Imprescindible cuando se disfruta del sol.
  • Relajante de ojos: Si pulverizas agua termal sobre dos discos de algodón y los colocas sobre los ojos cerrados, unos 10 minutos, verás cómo ejercen su poder calmante, descongestionando la zona de los párpados y ojeras. Si lo aplicas en frío, mejor.
  • Mascarilla hidratante y relajante: Para utilizar el agua termal como mascarilla facial, basta con rociar un tisú hasta que esté ligeramente empapado y aplicarlo sobre el rostro durante 10 minutos. Si guardas el agua termal en la nevera, aumentará su efecto tonificante.
  • Calmante: Aplica el agua termal después de la depilación, la exfoliación, el afeitado o como “aftersun” después de la exposición al sol. Después de hacer deporte también es útil, puesto que además de refrescarnos, nos ayuda a bajar la temperatura corporal.
  • Recuperador nocturno: Su uso nocturno, aplicado generosamente justo antes de acostarnos, nos ayuda a regenerar la piel. Sus minerales y oligoelementos actuarán durante toda la noche y al despertar, notarás tu piel fresca e hidratada.
  • Desinflamar y cicatrizar: Utiliza agua termal sobre las heridas, después de aplicar un desinfectante. Te ayudará a desinflamar la zona y a una mejor cicatrización. El agua termal también es útil sobre las picaduras de insectos, rozaduras, post cirugía menor e incluso puedes aplicarla en la piel de tu bebé para el eritema del pañal, dermatitis o rojeces cutáneas.
  • Rojeces del rostro: El agua termal, evita y previene las rojeces en la piel. Además, gracias a su composición, puedes utilizarla cuantas veces necesites.
  • Maquillaje: El agua termal sirve tanto para fijar el maquillaje, como para desmaquillar el rostro. Para fijar el maquillaje, aplícalo sobre el rostro a mayor distancia de la habitual (unos 30 cm). Basta con pulverizar una vez. No será un sellado “waterproof”, pero mantendrá tu maquillaje intacto más tiempo. Para desmaquillar, basta con aplicar agua termal en los discos de algodón que usamos para retirar la leche hidratante. La retirada será más suave y conseguiréis una limpieza más eficaz. Una vez terminado el desmaquillado, rociar el agua termal sobre rostro y escote para finalizar, antes de aplicar vuestro tratamiento habitual.

Otros usos curiosos del agua termal son como quitamanchas o para limpiar las gafas … Como veis el agua termal tiene infinidad de usos. Es uno de tus mejores aliados, el cosmético por excelencia, que además se puede aplicar sobre cualquier tipo de piel.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *