Tonificar cuerpo de mujer

Cómo adelgazar las piernas

Si la tarea de perder peso puede resultar ardua y difícil, la opción de perder peso en las zonas localizas, puede resultar aún más difícil. En este artículo te vamos a dar algunos consejos para convertir que la meta de adelgazar las piernas sea algo más fácil, divertido y saludable. El secreto del éxito para adelgazar de forma rápida y saludable es complementar una dieta saludable, una actividad física constante y una mentalidad positiva. Sin embargo, hay ciertas zonas del cuerpo, como las piernas, que son depósitos de grasas por naturaleza por lo que la pérdida de peso en estas zonas nos puede resultar una odisea. ¿Quieres algunos consejos sobre cómo adelgazar las piernas? Pues vamos allá, después de leer este artículo descubrirás que con constancia y disciplina no hay imposibles.

Empecemos por el principio: la clave para adelgazar las piernas es el ejercicio. La combinación de ejercicios de tonificación con ejercicios cardiovasculares que nos ayuden a quemar la grasa localizada, son el secreto para alcanzar nuestra meta de adelgazar las piernas, eso sí, estamos antes un desafío que pondrá a prueba toda nuestra fuerza de voluntad y constancia. No te rindas y sé optimista, la verdad es que cuando empieces a ver los resultados, habrá valido la pena. La frecuencia óptima de los ejercicios cardiovasculares es, al menos, tres veces por semana, si no tienes tiempo o sencillamente, no te apetece acudir al gimnasio, puedes salir a correr, caminar (no pasear), nadar o montar en bicicleta, estas son actividades cardiovasculares que nos permiten una alta quema de calorías y por lo tanto de grasa.

Pero, ¿qué pasa si una persona mantiene su peso ideal, pero tiende a acumular grasas y líquidos en la zona de las piernas? Si este es tu caso lo tuyo son los ejercicios de tonificación, es decir, ejercicios específicos para adelgazar las piernas. A diferencia de los ejercicios cardiovasculares, los ejercicios de tonificación se deben realizar a diario para que sean realmente efectivos, basta con emplear diez minutos al día. Algunos de los ejercicios de tonificación que puedes realizar son:

  • Sentadillas: De pie y con las piernas en paralelo a los hombros, flexionamos las rodillas bajando los glúteos hacia el suelo, manteniendo nuestra espalda recta. Nos mantendremos en esta posición unos segundos y volvemos a la posición inicial. Puedes hacer tres series de diez repeticiones. Este ejercicio es ideal no sólo para adelgazar las piernas, también fortalece los glúteos de manera espectacular.
  • Estocadas: Nos colocamos de pie, con la espalda recta y los pies separados unos 15 cm. Damos un paso adelante y flexionamos las rodillas formando un ángulo de 90 grados. Alterna la pierna en cada serie. Te recomendamos que no abuses de este ejercicio durante los primeros días o te arrepentirás al notar las temidas agujetas.
  • Muslos interiores: Tumbados hacia arriba en una colchoneta y con las rodillas flexionadas colocaremos un balón de tamaño medio entre las piernas y apretaremos durante 20-30 segundos. Descansamos y repetimos.
  • Elevación de cadera: Aprovechando que estás tumbado/a, con las rodillas flexionadas y los brazos estirados reposados en el suelo, en dirección a los pies, levantamos los glúteos hacia arriba dejando el cuerpo en línea recta. Aguantamos unos segundos y volvemos a la posición inicial. Repetimos varias veces.
  • Elevación lateral: Nos tumbamos sobre un costado apoyando el antebrazo en el suelo. Levantamos la pierna hacia arriba sin llegar a formar el ángulo recto. Bajamos. Repetimos varias veces y después hacemos lo propio tumbándonos sobre el otro costado.

Por último, te aconsejamos combines la actividad física con una dieta hipocalórica, es decir, que consumas menos calorías de las que comes normalmente. Además, resultará muy útil que bebas mucho líquido durante el día para mantener la hidratación, no abusar de la sal ni el azúcar, disminuir el consumo de grasas, eliminar la “comida basura” de tu alimentación, evitar consumir alcohol y bebidas con gas y también consumir carnes bajas en grasas como pollo, pavo, conejo y pescado. Para conseguir resultados más efectivos, cocínalo a la plancha o en “papillote”.

Siguiendo estos consejos verás que adelgazar las piernas no es tan difícil. Con un poquito de fuerza de voluntad, estás muy cerca de lucir unas piernas tonificadas perfectas este verano.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *