Cuidados de la piel

Cuidado de la piel a partir de los 40

A pesar de que los 40 son una edad ideal para la mujer, por desgracia, en nuestra piel, los síntomas de madurez se manifiestan en mayor sequedad y la aparición de arrugas en el rostro y el escote. En este artículo te enseñamos hábitos de belleza para cuidar la piel a partir de los 40 años de manera efectiva. Con constancia y aportando a la piel lo que necesita, se puede mejorar la textura, el tono y la firmeza de la piel … ¿El resultado? Lucir una apariencia hasta 10 años más joven. Evidentemente los síntomas del envejecimiento no son los mismo en todas las mujeres, la genética y los hábitos de vida saludables hacen que el proceso natural de envejecer sea diferente en todas nosotras. El envejecimiento de la piel consiste básicamente en una disminución gradual de colágeno, responsable de mantener el tono y la firmeza de nuestro rostro. El ritmo de la renovación celular también se ralentiza, por lo que nuestro rostro luce más apagado.

Como cualquier otro hábito, los cuidados de belleza, son más efectivos cuando antes se comiencen a practicar, así que, si empiezas a cuidar tu piel a los 20 años, mayores beneficios encontrarás en el futuro. Aun así, existen cuatro aspectos fundamentales en el cuidado de la piel a partir de los 40 años.

Protegerse del sol

Seguro que lo has oído mil veces, pero es importante que tengas siempre en cuenta que, si bien la toma moderada de sol, tiene beneficios sobre nuestra salud, los efectos de los rayos UVA en la piel, son uno de los peores enemigos. Manchas, arrugas, sequedad y mucho peor, cáncer de piel, son algunas de las consecuencias negativas de la exposición excesiva al sol. Así que aplicar siempre una crema con protección solar todos los días, antes de salir de casa, sobre el rostro y el cuello limpios. Puedes encontrar cremas de protección solar específicas para rostro y escote. También existen cremas faciales que ya incluyen un SF (factor de protección).

Desmaquillarse

No basta con lavar la cara o pasar una toallita para desmaquillar el rostro. Eliminar todos los restos de maquillaje del rostro, es mucho más importante de lo que imaginas y vale la pena dedicarle unos minutos diarios. La piel a partir de los 40 años tiende a volverse más seca por lo que el uso de una leche limpiadora para pieles maduras es el producto ideal. También es indispensable completar la limpieza con el uso de un tónico facial que hidrate, cierre los poros e ilumine la piel. Marcas como L’Oreal o Lancaster, tienen productos con una buena relación calidad precio. Un par de veces a la semana, puedes aplicar una mascarilla que estimule la renovación de las células y te deje la piel fresca, uniforme y luminosa.

Rutina de noche

Preparar la piel para la noche es muy importante, puesto que es el momento en que se regenera la piel. Hay que nutrirla en profundidad y aplicar una crema con un alto contenido en colágeno y vitaminas que elimine las arrugas y regule el ciclo de regeneración celular como Skin Best de Night de Biotherm. Antes de aplicar la crema, puedes completar la rutina de cuidado de tu piel con el uso de un sérum de acción potente contra las manchas como Capital Lumiere de Clarins.

Zonas especiales

Además de todos los cuidados que te estamos explicando, a partir de los 40 años, conviene prestar especial atención a la zona de los ojos, los labios, el escote y las manos. Para evitar la aparición de las temidas “patas de gallo” conviene utilizar un producto especial para el contorno de ojos como ADN Gold Age Crema Eleve Yeux de Anne Moller. Hay contrarrestar los efectos de la flacidez, la pérdida de elasticidad y la sequedad en la piel con cremas como Prevage Body Anti-Aging Moisturizer de Elisabeth Arden. Y para los labios basta con un bálsamo hidratante.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *