Definir partes del cuerpo

¿Dónde entrenar cuando se practica fitness?

El lugar donde entrenamos determina, en gran medida, el tipo de entrenamiento que vamos a realizar. Podemos entrenar en casa, en un gimnasio o en un club deportivo. Podemos, también, entrenar en el exterior, en un parque, en playa, en el campo… En este artículo de Mujer de Portada vamos a analizar algunos detalles de estos tres estilos de entrenamiento y vamos a valorar cuáles son las ventajas y los inconvenientes de cada uno de ellos.

Ejercicios en casa

El entrenamiento fitness en casa impide que se pueda echar mano de una de las excusas que más suelen utilizarse a la hora de justificar la no realización de ejercicio físico: la falta de tiempo. Si la máquina de cardio o la tabla para las pesas están en uno de las habitaciones de tu casa y no en un gimnasio al que tienes que desplazarte, esa excusa queda inutilizada.

El equipamiento que puedas tener en casa dependerá de dos factores fundamentalmente: el espacio disponible y el presupuesto con el que puedas contar a la hora de equipar tu residencia. También habrá que tener en cuenta si optas por un entrenamiento de fuerza o si, por el contrario, a la hora de planificar tu entrenamiento fitness en casa lo haces para utilizar una máquina de cardio. Así, el tipo de entrenamiento fitness para hacer en casa que elijas determinará el tipo de aparatos de que deberás disponer.

En caso de que no dispongas de una habitación libre que puedas reservar para hacer las veces de tu gimnasio particular, deberás plantearte la posibilidad de buscar un tipo de maquinaria portátil y plegable que pueda guardarse, en un momento dado, debajo de la cama, bajo un escritorio o en un armario.

Si vas a elegir un solo aparato para practicar fitness en casa, considera seriamente la opción del remo. Este aparato es un aparato perfecto para realizar ejercicios en casa, pues te permite mejorar la capacidad funcional de tu corazón y tus pulmones y, al mismo tiempo, ayuda a la tonificación tanto de la parte superior de tu cuerpo como de la inferior. Los mejores modelos de remo, por desgracia, no se plegan con demasiada facilidad, por lo que, muy seguramente, necesitarás algún espacio dedicado en exclusiva a él.

A la hora de escoger un aparato para practicar fitness en casa nunca hay que renunciar a la calidad por una simple cuestión de economía. Como acostumbra a decirse, a veces lo barato sale caro. ¿Qué queremos decir con esto? Que la escasa calidad de una máquina puede hacer que se rompa fácilmente y, lo que es peor, puede hacer que aumente el riesgo de lesión. Al realizar una compra de un aparato para practicar fitness en casa hay que hacerla pensando en términos de valor y no de coste. ¿Dónde residiría el valor de uno de estos aparatos de gimnasio? En su carácter multifuncional. Cuantos más tipos de ejercicio te permita realizar, mejor.

Un ejemplo típico de objeto deportivo multifuncional es la pelota de fitness. Ella te permitirá realizar una amplia gama de ejercicios fitness en casa tanto con la parte superior del cuerpo como con la parte baja del mismo y con las abdominales, lo que, realizado de manera correcta y siguiendo una planificación adecuada, permite mejorar tanto la fuerza como la resistencia.

Hay un riesgo que siempre está presente a la hora de comprar alguno de estos aparatos de gimnasia para hacer fitness en casa: que, finalmente, quede arrumbado en un rincón, acumulando polvo. Para evitarlo sólo hay un camino: tener voluntad de hacer ejercicio y, sobre todo, comprar sólo aquello que sepas que vas a utilizar. Eso, claro, si no quieres acabar guardando tu máquina en una esquina del garaje, en un cuarto de un guardamuebles o en un rincón de una tienda de venta de objetos de segunda mano.

Entrenamiento en un gimnasio

No todos los gimnasios ni los clubs deportivos son iguales. Los hay que ofrecen un único espacio de ejercicio, pero también los hay que pueden ofrecer un gimnasio completamente equipado, piscina, pistas de atletismo y pistas de tenis, squash o pádel. Es posible que, en un gimnasio de este tipo, sólo vayas a utilizar una de sus partes. Infórmate si hay tipos de carnets diferentes. Ya estarás a tiempo, si ése es tu deseo, de probar más adelante otras secciones del club.

A la hora de optar por entrenar en un gimnasio, asegúrate de que el gym escogido tiene el número suficiente de aparatos para dar servicio a sus abonados. Cuando una se hace socia de un club deportivo o de un gimnasio, lo último que quiere es perder el tiempo haciendo cola para utilizar los equipos. En el gimnasio que elijas para practicar fitness deben existir cintas para correr, bicicletas estáticas, aparatos de remos y elípticas suficientes para que esas colas no se formen.

Cuando se opta por entrenar en un gimnasio informarse del mantenimiento de los aparatos del gimnasio no está de más: juega a favor de tu seguridad. Tampoco está de más saber si los equipos disponibles en el gimnasio se van renovando o si están incorporadas a los mismos las últimas tecnologías.

Si estás decidida a participar en algún tipo de clases al entrenar en un gimnasio, asegúrate de qué hay clases para tu nivel, pregunta en qué se fundamentan para separar a los diferentes grupos e infórmate sobre el nivel de los monitores y monitoras. Infórmate también sobre si el club organiza eventos que no estén relacionados directamente con el entrenamiento. Quizás el gym que has escogido para entrenar organiza actividades de ocio. O tal vez tiene un calendario de eventos. Esas actividades pueden servir para estrechar lazos con otras personas y, así, añadir al hecho de acudir al gimnasio un factor motivacional más. Conocer a gente o establecer lazos de amistad pueden servir para que te sientas más cómoda acudiendo a entrenar al gimnasio y, por tanto, para que te resulte más sencillo adaptarte a la rutina que, en mayor o menor grado, implica todo plan de entrenamiento.

Un factor muy importante que puede determinar el hecho de que consideres la posibilidad de abonarte o no a un determinado club es el de considerar que el personal del mismo sea un personal simpático y, al mismo tiempo, bien informado y profesional. Un buen club debe dar atención personalizada a cada uno de sus miembros para, así, conseguir que éstos puedan cumplir con sus rutinas de entrenamiento y puedan, así, alcanzar sus objetivos.

Sin duda, son muchos los tipos de clubs y muchos los precios que puedes encontrar cuando buscas un gimnasio para practicar fitness. Nuestro consejo es que busques uno que se adapte a tu presupuesto, satisfaga tus necesidades y pueda darte servicio en aquellos horarios en los que tú puedas acudir.

Entrenar al aire libre

La última opción de la que queremos hablarte en nuestro artículo es la de entrenar al aire libre. Un entrenamiento al aire libre, en el jardín o en el parque, alejado de los interiores, puede alegrar tus sentidos y mejorar tu estado de ánimo. A continuación te detallamos algunos aspectos que debes tener en cuenta a la hora de optimizar los beneficios de tu entrenamiento en exteriores:

  • Asegúrate de que al superficie que elijas (césped, asfalto, adoquines, etc.) sea lo más plana posible. Al escoger este estilo de entrenamiento siempre debes tener presente la posibilidad de que haya baches, zonas parcheadas o superficies sueltas o húmedas.
  • Si utilizas estaciones de ejercicio al aire libre (de las que suelen instalarse en parques y zonas de juegos), comprueba que el aparato es seguro y resistente antes de colocar sobre él todo el peso de tu cuerpo.
  • Coge ropa adecuada a la situación meteorológica que te encuentres al realizar el entrenamiento. No olvides aplicarte algún protector solar si hace un día soleado.
  • Debes permanecer siempre alerta, usando ropa brillante y permaneciendo en áreas bien iluminadas por la noche.
  • Informa a tus amigos, familia, etc. del sitio al que vas a entrenar y de la hora a la que tienes previsto realizar el entrenamiento. En caso de alguna urgencia o accidente, que sepan dónde localizarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *