Cuidados del cabello

Sobre el peeling capilar

Con demasiada facilidad asociamos la palabra peeling con el cuidado de la piel. El de exfoliación es un concepto que nos remite por rutina a la limpieza de impurezas del cutis, a la activación de la circulación y a la eliminación de células epiteliales muertas.

Pero las palabras de exfoliación y peeling no sólo guardan relación con la piel. También el cuero cabelludo se ensucia al acumular células muertas. También el cuero cabelludo necesita ser exfoliado para dar la mejor imagen de sí mismo. Por eso el peeling capilar debería convertirse en una de las rutinas de belleza de toda mujer que desee cuidar su cabello.

Utilidades del peeling capilar

Entre las utilidades del peeling capilar podemos encontrar las siguientes:

  • Oxigena el cuero cabelludo.
  • Elimina los excesos de grasa o descamación del cuero cabelludo.
  • Elimina los residuos que pueda lucir el cuero cabelludo. Entre estos residuos podemos encontrar, por ejemplo, residuos de champús, de acondicionadores, de espumas, de geles, de tinturas, etc.
  • Limpia la fibra capilar.
  • Mejora el crecimiento del cabello aportándole, además, brillo y vitalidad.
  • Elimina la caspa.

Al realizar una exfoliación capilar conseguimos también preparar el cabello para absorber de un modo más eficiente los tratamientos que se le deban aplicar.

Prevenciones con el peeling capilar

Cuando se habla de peeling capilar se suele utilizar la expresión exfoliante capilar como expresión sinónima de aquélla. En cierto modo sí lo son: ambos tipos de productos, el peeling capilar y el exfoliante capilar, persiguen los mismos objetivos. Pero cada uno de ellos los persigue de un modo distinto. El peeling capilar elimina la capa de células muertas del cuero cabelludo por una acción química. El exfoliante capilar, por su parte, realiza la misma función por arrastre mecánico. Dicho arrastre lo realizan las partículas sólidas que, en suspensión, se encuentran en el producto.

Los especialistas recomiendan elegir preferentemente un peeling capilar, en especial cuando se padezca algún tipo de problema en el cuero cabelludo. En caso de poseer una herida o una inflamación, éstas podrían agravarse al aplicarse un exfoliante capilar.

Al igual que sucede con la piel, el cuero cabelludo y el cabello no deben ser exfoliados o en exceso. ¿Cada cuánto tiempo debemos realizar un peeling capilar? La respuesta a esta pregunta siempre debería darla un profesional tras realizar un concienzudo estudio del cuero cabelludo. Si no recurrimos a él, lo ideal es buscar un producto de confianza, de una marca de prestigio, y seguir las instrucciones del mismo. Lo más habitual, sin embargo, es dejar transcurrir entre dos y tres meses entre una exfoliación capilar y otra.

¿Qué puede suceder si abusamos del peeling capilar? Que estimulemos en exceso la secreción de las glándulas sebáceas y, por tanto, provoquemos que el cabello genere más grasa de la habitual. Tampoco hay que excederse en lo contrario, es decir, en la eliminación total del sebo de la grasa. Gracias al mantenimiento de un nivel razonable de grasa podremos evitar que se instalen en él hongos, bacterias o, en algunos casos, piojos.

Componentes del peeling capilar

Son muchas las marcas comerciales que han comercializado algún tipo de peeling capilar o de exfoliante capilar. Entre los componentes más habituales de los peeling y los exfoliantes capilares podemos encontrar los siguientes:

  • Aceite de almendras
  • Aceite de Jojoba
  • Damasco
  • Granos o semillas de cereal
  • Naranja
  • Ortiga
  • Tamarindo

A la hora de aplicar el peeling capilar hay dos tendencias: la de los peluqueros que lo hacen sobre el cabello seco y los que prefieren hacerlo con el cabello húmedo. En ambos casos, sin embargo, hay que aplicar el producto con la yema de los dedos en toda la extensión del pelo, desde la raíz a las puntas. Aplicarlo poco a poco es la mejor manera de evitar que se produzcan excesos. Tras aplicarlo durante unos minutos, hay que aclarar el cabello convenientemente para eliminar todo el producto exfoliante. Tras ello, puede resultar recomendable aplicar un producto nutriente o un complejo vitamínico. Lo que sí hay que evitar es aplicar un proceso químico (coloración, alisado, etc.) el mismo día en que se ha realizado la exfoliación capilar. El hacer coincidir ambos tratamientos el mismo día podría producir una reacción de irritación o algún tipo de alergia.

Una última advertencia para todas aquellas mujeres que deseen realizarse un peeling capilar en su casa: en ningún caso deben intentarlo utilizando un producto destinado al peeling del rostro o a la exfoliación corporal. Los ingredientes que se utilizan para realizar la fórmula de un peeling capilar o de un exfoliante capilar son distintos que los que se utilizan para realizar un peeling corporal o un exfoliante corporal. Utilizar los segundos como si se tratara de los primeros podría ocasionar graves daños al cabello.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *