Maquillaje para la mujer

Los pinceles de maquillaje

Ya lo vimos en nuestro artículo dedicado a las brochas de maquillaje. Saber maquillarse no consiste sólo en saber qué color de maquillaje le sienta bien a nuestra piel o la utilidad de la base de maquillaje o el rubor. Saber maquillarse es, también, saber elegir los instrumentos adecuados para hacerlo.

En el artículo del que te hablamos apuntábamos que conocer los diferentes tipos de brochas y pinceles de maquillaje es absolutamente necesario para poder aplicar correctamente el maquillaje. En aquella ocasión te hablábamos de las brochas, de los tipos de pelos que se utilizaban para fabricarlas y de las partes de la brocha. En esta ocasión vamos a hablarte de los pinceles de maquillaje.

Los pinceles de maquillaje están hechos con el mismo tipo de pelo con el que están hechas las brochas. Así, podemos encontrar pinceles hechos con pelos sintéticos o con pelos naturales. Entre estos últimos podemos encontrar los pelos de pony, de ardilla, de tejón, de mofeta rusa, de marta roja Kolinsky, de cerda, de pelo sabeline o de pelo de oreja de buey. Ese pelo, al igual que sucede en la brocha, se enganchará al mango gracias a la virola o férula.

Como vimos en el artículo dedicado a la brocha, la virola del pincel de maquillaje puede ser de latón niquelado (éste es el material más apreciado), de acero, de aluminio o de cobre.

Tipos de pinceles de maquillaje

Sabido esto, vamos a ver cuáles son los tipos de pinceles de maquillaje que existen.

  • Pincel de abanico. Este tipo de pincel de maquillaje, que sirve para retirar los excesos de polvos o de sombra de ojos, es un pincel plano, con poco pelo y en forma de abanico.
  • Pincel de cejas. Plano, de pelo rígido y con corte en diagonal, así es este tipo de pincel de maquillaje que sirve para peinar tanto cejas como pestañas una vez que han sido maquilladas con máscara de pestañas.
  • Pincel corrector. Este tipo de pincel de maquillaje es absolutamente imprescindible. Pequeño y plano, puede tener dos formas: recta o con forma de lengua de gato. Esta última es la más habitual. El pelo de este pincel de maquillaje debe ser sintético. El pelo sintético absorbe menos cantidad de producto de maquillaje que el pelo natural, por eso es el tipo de pelo adecuado para este pincel de maquillaje que sirve para cubrir granos u otros pequeños defectos de la piel. El pincel corrector sirve, también, para tapar las ojeras.
  • Pincel difuminador. El nombre de este tipo de pincel de maquillaje nos habla perfectamente de su función. Gracias al pincel difuminador podemos difuminar la sombra de ojos. La punta del pincel difuminador puede acabar en punta redondeada o algo en punta. Su tipo de pelo puede ser suave y flexible.
  • Pincel para eyeliner. Para realizar un buen delineado de ojos es necesario tener un pincel para eyeliner. Si queremos utilizar un delineador de ojos líquido utilizaremos un pincel acabado en punta y con pocos pelos. Si el delineador, por el contrario, es en crema, utilizaremos un pincel para eyeliner biselado.
  • Pinceles de sombras de ojos. Los pinceles de sombras de ojos pueden ser muy variados. Habitualmente, este tipo de pincel de maquillaje es un pincel de pelo suave y flexible y ligeramente aplanado. El pelo del pincel de sombra de ojo puede ser tanto sintético como natural.

Si deseas conseguir el efecto deseado con tu maquillaje es necesario reunir los anteriores tipos de pinceles de maquillaje en tu maletín de maquillaje.

Cuidado de los pinceles de maquillaje

Una vez que hayas reunido todos esos pinceles de maquillaje, debes saber cómo cuidarlos. El cuidar correctamente una brocha o un pincel de maquillaje es imprescindible para poder extraer de ellos el máximo rendimiento.

Para cuidar correctamente de los pinceles y las brochas de maquillaje hay que seguir los siguientes consejos:

  • Los pinceles de maquillaje con pelo sintético deben limpiarse con unas gotas de aceite tras haber mojado previamente el pincel con agua. Cuando se pongan las gotas de aceite se tomará el pincel y se realizarán movimientos circulares sobre la palma de la mano. Una vez se haya eliminado el producto, limpiaremos el pincel con agua y con jabón.
  • Los pinceles que se usan para aplicar maquillaje en polvo se deben lavar periódicamente con agua con jabón. Tras lavarlos hay que enjuagarlos con suficiente agua.
  • Uno de los errores que suele cometerse es el de colocar los pinceles y las brochas hacia arriba para que se sequen. Al colocarlos así lo que estamos provocando es que la virola pueda deteriorarse. Si el agua penetra en la virola puede llegar hasta el mango y éste, a la larga, pudrirse, lo que podría provocar que la virola se desprendiese del mango. Para secar los pinceles de maquillaje, pues, los colocaremos en posición horizontal. Con esto conseguiremos dos cosas: que el mango pueda pudrirse y que el pincel se deforme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *