Alimentos Sanos

Las legumbres: mil y un razones para comerlas

Lo hemos dicho en más de uno de nuestros artículos dedicados a la nutrición y a las dietas saludables: las legumbres son buenas para la salud. Muy buenas. Casi diríamos que imprescindibles. No se concibe una dieta saludable sin que las legumbres no ocupen en ella un lugar destacado. Sin ir más lejos, la Asamblea General de la ONU declaró el presente año como Año Internacional de las Legumbres con la intención, según se recoge en la web oficial de la FAO, de “sensibilizar a la opinión pública sobre las ventajas nutricionales de las legumbres como parte de una producción de alimentos sostenible encaminada a lograr la seguridad alimentaria y la nutrición”.

Durante muchas décadas las legumbres fueron parte fundamental de la dieta mediterránea. Su bajo coste y su alto contenido nutritivo lo convirtió en plato fundamental de muchos hogares españoles. En los últimos años, sin embargo, y debido seguramente a la falsa creencia de que las legumbres engordan o se digieren mal, el consumo de las mismas ha descendido en nuestro país. No son pocas las personas, por su parte, que afirman que cocinar legumbres exige un tiempo de preparación del que muchas veces no se dispone. No hace falta decir que este argumento es un argumento poco sólido. Las ollas rápidas y las ollas exprés han reducido considerablemente el tiempo de cocción de alimentos como, por ejemplo, los garbanzos.

Alimentos Sanos

La avena, un cereal muy completo

No es el cereal más valorado por la población española y, sin embargo, está lleno de virtudes. Son muchos los beneficios que la avena puede aportar a nuestra salud y por eso hay que plantearse seriamente el introducirla como un elemento habitual de nuestra dieta.

La avena posee altos contenidos en fibra, grasas insaturadas y proteínas. Los ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados que contribuyen a reducir el colesterol malo y elevar el colesterol bueno. Al mismo tiempo, la avena es fuente de vitaminas (en especial del complejo B) y minerales. Entre éstos encontramos calcio, potasio, magnesio, hierro y fósforo.

Alimentos Sanos

Espelta: el trigo de moda

Si hay un cereal de moda, ésa es la espelta. Olvidada durante décadas, esta variedad de trigo se empezó a cultivar hace 7.000 años en Irán para luego expandirse por amplias zonas del planeta, desde la antigua China hasta el Antiguo Egipto. En la primera la espelta se utilizaba como alimento pero también como ingrediente para elaborar la cerveza. La llegada a Europa convirtió a la espelta en el ingrediente principal del pan consumido por las clases más acomodadas. Las clases más pobres, por su parte, consumían el llamado pan de centeno.

En ciertas regiones del planeta a la espelta se la conoce con el nombre de trigo verde o trigo salvaje y en Oriente es utilizada para elaborar el bulgur, una comida típica consistente en cocer los granos de espelta en una parrilla para partirlos luego y, posteriormente, combinarlos con todo tipo de alimentos. Si uno repasa el recetario de países como Turquía puede encontrar un amplio listado de formas distintas de cocinar y combinar el bulgur.