Cuidado corporal

Tratamientos de belleza con cerveza

Ya la conocían los egipcios. Y los sumerios. Y los elamitas, un pueblo originario de Elam, una población ubicada en el suroeste de lo que hoy es Irán. La elaboraban de distinta manera a como ahora se elabora, claro. Pero la elaboraban. Y la apreciaban. Los egipcios, por ejemplo, la fabricaron con panes de cebada poco cocidos que dejaban fermentar en agua. Estamos hablando de una bebida que no falta en ningún bar y que, elaborada de una forma u otra, es una bebida de consumo diario en países como la República Checa, Austria, Alemania, Estonia, Irlanda… Marcas como Heineken, Guinness, Carlsberg, Budweiser, Yuengling, Quilmes, Coronitas, Mahou o Damm la comercializan e invierten cantidades astronómicas de dinero para promocionarla y convertirse en la marca preferida de tantos y tantas amantes de esta bebida como hay en el mundo. Cerveza es su nombre y son muchos los artículos que se han escrito sobre sus propiedades.

De la cerveza, consumida en cantidades moderadas, se habla como de una bebida cardiosaludable, que reduce la coagulación de la sangre, el colesterol LDL y los triglicéridos y mejora la densidad ósea. Después de todo, la cerveza se elabora con ingredientes sanos como pueden ser la levadura de cerveza, la malta, el lúpulo y la cebada.

En los últimos tiempos se ha recalcado además que la cerveza, debido a sus nutrientes naturales, puede ser un buen aliado para los tratamientos de belleza. De hecho, en la cerveza podemos encontrar ácido fólico, paridoxina, tiamina, ácido pantoténico, sales minerales, antioxidantes, aminoácidos y sales minerales, componentes todos ellos ideales para ser incorporados a una mascarilla facial o capilar que pueda dar a nuestro pelo y a nuestra piel ese brillo que necesitan para lucir con todo su esplendor.

Una cervecería de la República Checa, sin ir más lejos, ha lanzado al mercado toda una línea de productos de belleza a base de cerveza. La loción corporal, el champú o el acondicionador capilar comercializados por esta cervecería han supuesto una pequeña revolución en el mercado de los productos naturales de belleza.

Recetas de belleza casera con cerveza

A continuación vamos a proponerte unas cuantas recetas para que puedas realizar tus propios productos de belleza con cerveza naturales.

Tratamiento antiarrugas

Para elaborar una mascarilla antiarrugas con cerveza debemos tomar una cucharada pequeña de cerveza, una clara de huevo, una cucharada de aceite de oliva y una gota de extracto de almendra.

Reunidos los ingredientes, hay que mezclar todos ellos en un bol y aplicarlo sobre el rostro.

Cuando la mascarilla se haya secado y la piel se note tensa hay que proceder a retirarla con agua tibia.

Mascarilla exfoliante de cerveza

Para realizar una mascarilla exfoliante natural con cerveza sólo necesitaremos una cucharada de esta bebida y tres fresas.

Tras triturar las tres fresas hay que mezclarlas con la cucharada de cerveza y, una vez hecho esto, aplicar la mezcla resultante como si fuera una mascarilla facial.

Tras aplicar esta mascarilla de cerveza y fresas hay que dejarla actuar durante quince minutos. Pasados los quince minutos, retiraremos la mascarilla con agua tibia.

Mascarilla para la piel seca

Si tienes la piel seca y quieres mejorar su aspecto también puedes contar con la ayuda de la cerveza para ello. Para hacerlo toma dos cucharadas de aceite de oliva, dos de miel, dos de cerveza, dos de aceite de coco y mézclalo todo.

Conseguida esta mezcla, incorpórala a una crema o a una loción corporal que no tenga olor alguno. Del resultado de esta mezcla obtendrás una crema (o loción) que podrás aplicar a tu cuerpo antes de dormir. Tras un tiempo de tratamiento notarás cómo la piel se regenera y adquiere una suavidad mayor.

Mascarilla capilar de cerveza

¿Qué beneficios puede aportar la cerveza a nuestro cabello? Para empezar, las vitaminas y minerales ayudan a reparar las puntas abiertas del cabello y fortalecen su crecimiento. Los azúcares y cereales presentes en la cerveza, por otro lado, proporcionan al pelo mucho más brillo.

Para realizar una mascarilla casera de cerveza para dar brillo al pelo hay que utilizar un botellín de cerveza sin alcohol y una yema de huevo.

Antes de empezar a realizar la mascarilla hay que hacer que la cerveza pierda su gas. Para ello habrá que abrir el botellín de cerveza sin alcohol una o dos horas antes de empezar a hacer la mascarilla

Cuando la cerveza sin alcohol haya perdido el gas habrá que mezclarla con la yema de huevo.

Una vez hecho esto, lávate el pelo (con champú) y acláratelo. Tras hacerlo, aplícate la mascarilla de cerveza sin alcohol y yema de huevo realizando un suave masaje.

Deja que la mascarilla actúe durante treinta minutos y, a continuación, aclárate el pelo.

Otro tratamiento para el cabello realizado con cerveza podría realizarse mezclando 30 ml de cerveza, 30 ml de agua, 2 cucharaditas de vinagre de manzana y 7 gotas de aceite de oliva. Con la mezcla de todos estos ingredientes se masajeará el cabello. Tras los masajes deberá lavarse el cabello con champú y enjuagarlo convenientemente. Este tratamiento debería realizarse una vez cada tres semanas.

Reflejos dorados para el pelo

En este caso, como en el anterior, utilizaremos una cerveza sin alcohol para realizar el tratamiento casero de belleza.

Este tratamiento es muy sencillo. Ni tan siquiera debemos realizar mezcla alguna. Bastará con masajear el cabello con la cerveza una vez haya sido lavado y aclarado.

Tras masajear el pelo con la cerveza hay que dejar que ésta actúe durante diez minutos y, tras ello, aclararlo con agua abundante.

Cualquiera de estos trucos de belleza natural con cerveza pueden aplicarse una o dos veces por semana.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *