Consejos de adelgazamiento para mujeres

Trucos para engañar a la mente y comer menos

Seguir una dieta y conseguir perder peso no tiene porqué ser una tortura. Ahora que lleva el verano y empieza la famosa “operación bikini” te proponemos unos trucos para adelgazar que te ayudarán a seguir la dieta y comer menos. Como en casi todo, el objetivo es conseguir engañar a nuestra mente, de esta manera nos resultará más fácil ser estrictos en nuestro objetivo de adelgazar sin esfuerzo.

Pero para conseguir nuestra meta de adelgazar de forma saludable, la dieta no lo es todo, hay que acompañarla de otros hábitos saludables y de ejercicio. De esta manera, es probable que no adelgaces de manera tan rápida como siguiendo las “dietas de moda”, que prometen grandes resultados en pocos días, pero seguro que perderás peso y evitarás el temido efecto rebote.
Si ya acumulas varios fracasos en tus intentos de seguir una dieta, en este artículo encontrarás trucos sencillos, pero efectivos, que te ayudarán en tu tarea de adelgazar. Te explicamos unos consejos para comer menos. ¿Es el hambre siempre fisiológica? La respuesta es no, la mayoría de las veces que comemos al día es por nervios, aburrimiento, estrés, etc. Aprende a controlar el hambre, a continuación, te enseñamos como:

  • Si notas que estás nerviosa y sólo piensas en “picar algo”, párate un momento, respira y espera unos minutos antes de ir directa a buscar algo de comida (que generalmente será una bomba de calorías). Ya verás cómo, poco a poco, la ansiedad desaparece.
  • Revisa tu cocina y deshazte de todos los productos “no saludables” que encuentres en ella, como snacks, dulces, salsas, etc. Sustituye las patatas fritas por tortillas de arroz, las bebidas con gas por refrescos de agua, compra frutas y verduras. Si tienes nada cerca que te provoque caer en la tentación, sencillamente no caerás en ella.
  • También comemos por los ojos, lo habrás oído mil veces, y es cierto. Así que utiliza platos más pequeños y vasos altos y estrechos. De esta manera, comerás menos, pero el efecto óptico de ver el plato lleno, hará que tengas la sensación de saciedad después de comer.
  • Disfruta de la hora de comer. Relájate y come sin prisas. Evita, también, comer mientras utilizas tu móvil o Iphone, viendo la televisión o usando cualquier otro dispositivo de entretenimiento. Estas distracciones impiden que seas consciente de la cantidad de comida que ingieres.

Date un respiro. Si notas que te agobias con la dieta, es importante que te permitas alguna que otra licencia. Es bueno que la mente se libere de vez en cuando. Por ello, no debes sentirte culpable si una vez a la semana te regalas un momento de “relax” disfrutando de un trocito de chocolate negro o un refrescante helado. Simplemente hazlo con moderación y no abuses de tus caprichos. Pero, somos humanos, y tampoco podemos pretender no caer nunca en la tentación. Así que, siempre y cuando sigas una dieta equilibrada y lo acompañes de ejercicio, no pasa nada si disfrutas de un delicioso bocado de vez en cuando.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *