Cuidado corporal

Cómo tratar las estrías

La piel tiene una determinada elasticidad. Cuando, sometida a una extensión, se fuerzan los límites de dicha elasticidad, las fibras de colágeno que se hallan en las zonas más profundas de la piel se rompen. Dicha rotura hace que aparezcan esas líneas o rayas de color blanco nacarado que conocemos con el nombre de estrías.

Debidas al embarazo, a una pérdida o subida de peso en poco tiempo o a un exceso de cortisol en la sangre, las estrías son uno de los grandes enemigos estéticos de las mujeres.

Suplementos Nutricionales

El calcio en la alimentación

De entre los minerales presentes en el cuerpo humano, el calcio es el más abundante de ellos. De él, el 99% lo tenemos localizado en huesos y dientes. El 1% restante se encuentra distribuido en otros tejidos. El calcio no sólo sirve para dar fortaleza a huesos y dientes. También participa en la transmisión nerviosa y en la coagulación sanguínea así como en la contracción y relajación muscular, en la secreción de hormonas y en el mantenimiento de un ritmo cardíaco normal.

La importancia de las funciones que el calcio desempeña en nuestro organismo determina hasta qué punto debe figurar entre los nutrientes que formen parte de nuestra alimentación. Unos niveles adecuados de calcio ayudarán a prevenir la osteoporosis.

¿Quiere decir eso que ingerir suplementos de calcio puede ayudarnos a ello? No necesariamente. De hecho, el exceso de calcio, al igual que su carencia, es perjudicial para la salud.

Suplementos Nutricionales

La vitamina C en la dieta y los suplementos de vitamina C

Seguramente lo has oído en más de una ocasión: la vitamina C es imprescindible para nuestro organismo. No podemos vivir sin vitamina C, ácido ascórbido o ácido hexurónico pero, al mismo tiempo, no podemos sintetizarla. Sí lo hacen los animales mamíferos y las plantas, pero no los seres humanos, que deben incorporarla en su dieta para así poder disponer de ella.

Tradicionalmente hemos asociado la vitamina C con los cítricos, pero los cítricos, pese a poseer vitamina C, no son los alimentos que más cantidad de antiescorbútica (también así se ha llamado a la vitamina C) poseen entre sus nutrientes. Si queremos ingerir frutos con alta cantidad de vitamina C deberemos ingerir frutas ácidas como pueden ser las fresas, la grosella, el mango o el kiwi.

Junto a estas frutas, también son muy ricas en vitamina C la acerola, la papaya, la guayaba, el brócoli, la coliflor, el repollo, las espinacas, las coles de Bruselas, las verduras de hoja verde y el perejil. Para ingerir las mayores cantidades de vitamina C es conveniente ingerir estas frutas y verduras en crudo. ¿Por qué? Porque cuanto más aumenta la temperatura de cocción o el tiempo de la misma más se degrada la vitamina C.

Otro de los productos ricos en ácido ascórbico son los zumos procesados. El ácido ascórbico es incluido en los zumos procesados para evitar su oxidación y se indican en su etiqueta como E300.

Efectos beneficiosos de la vitamina C

¿Qué efectos positivos posee la vitamina C para el organismo?

En primer lugar, la vitamina C actúa como un importante antioxidante, lo que la convierte en una aliada excepcional a la hora de actuar contra los radicales libres. Los radicales libres son una especie de moléculas que destacan por su inestabilidad y por su capacidad de actuar contra las células sanas. La mejor manera de combatir contra los radicales libres (cuya producción aumenta en personas que están expuestas a la contaminación o a la radiación solar o que demuestran un alto nivel de tabaquismo) es ingerir vitamina C.

La vitamina C ayuda también en la coagulación y cumple una función capital en la formación de huesos y dientes.

La vitamina C es fundamental, también, para gozar de una buena salud de las encías. La falta de vitamina C puede, a la larga, producir escorbuto, una enfermedad debida a la carencia de esta vitamina y que se caracteriza por el empobrecimiento de la sangre y la aparición de manchas lívidas y ulceraciones en las encías, así como en la hemorragia de las mismas.

El escorbuto fue una enfermedad habitual entre los marineros que, en los siglos XV y XVI, pasaban largas temporadas en el mar sin tocar tierra firme. Sus largas travesías les obligaban en muchos casos a alimentarse de alimentos en salazón y a seguir dietas alimentarias en las que las frutas y verduras brillaban por su ausencia. Fue James Lind, médico de la marina inglesa, quien asoció el escorbuto (una enfermedad que, sin tratamiento, era una enfermedad mortal) al déficit de vitamina C. La incorporación de naranjas y limones a las expediciones marítimas sirvió para evitar y, en algunos casos, curar esta dolencia que tantas bajas causaba a las compañías navieras y a todos los que, de un modo u otro, se ganasen la vida en alta mar.

La vitamina C sirve para regular el sistema inmunológico innato, el nivel de neurotransmisores y para facilitar la absorción intestinal del hierro y los procesos de cicatrización de todo tipo de heridas, quemaduras y lesiones cutáneas.

La vitamina C, al contrario de lo que acostumbra a creerse, no sirve, al parecer, para evitar resfriados. Sí sirve, según se desprende de algunos estudios, para aliviar los síntomas de los mismos y acortar su duración. Al propiciar el movimiento de los cilios de las células de las mucosas, la vitamina C ayuda a eliminar las secreciones respiratorias. Para ello es necesario consumir de manera prolongada y moderada las dosis necesarias de vitamina C.

Cantidad necesaria de vitamina C

¿Qué cantidad de vitamina C debe ingerir una persona? No todos los nutricionistas se ponen de acuerdo a la hora de dar respuesta a esta pregunta. Hay quien habla de entre 60 y 95 mg/día. Otros hablan de entre 75 y 90mg/día. La Organización Mundial de la Salud (OMS) habla de una dosis de 45 mg/día. En cualquier caso, la cantidad de mg/día de vitamina C que debe tomar una persona varía dependiendo del estilo de vida de dicha persona. Una persona fumadora debería, en principio, ingerir mayor cantidad de vitamina C que una persona que no lo haga.

La fórmula más sencilla para incorporar a nuestra dieta la cantidad de vitamina C necesaria es seguir lo que recomiendan todos los dietistas defensores de la llamada dieta Mediterránea. Según estos dietistas, basta con consumir cinco raciones de frutas y verduras diarias para conseguirlo.

Las personas que, por unas cuestiones o por otras, no ingieran de manera natural las frutas y verduras necesarias para incorporar a nuestro organismo las dosis de vitamina C necesarias, pueden optar por la ingesta de suplementos de vitamina C. Los fumadores, las mujeres embarazadas o las personas alérgicas pueden recurrir a esos suplementos de vitamina C para aliviar la carencia de dicha vitamina en su alimentación.

Algo que hay que tener siempre presente es que, como suele suceder con todo tipo de nutrientes, tan malo para la salud es su déficit como su consumo excesivo. Si se consuma demasiada vitamina C, por ejemplo, se pueden padecer molestias digestivas o, incluso, cálculos renales.

Cuidado corporal

La mesoterapia: ¿qué es y cómo actúa?

¿Si te dijeran que existe un tratamiento que puede servir tanto para hacer frente a la alopecia como para luchar contra la celulitis, las afecciones de la piel y los trastornos respiratorios, qué dirías? Muy probablemente asociarías dicho tratamiento con la palabra milagroso. Y sin embargo, según aseguran los defensores de este tratamiento estético, el mismo resulta muy efectivo, siempre que se realice en condiciones adecuadas, para enfrentarse a todos esos problemas.

El tratamiento del que hablamos se llama mesoterapia y se trata de un tratamiento cosmético no quirúrgico consistente en la utilización de múltiples inyecciones en la grasa subcutánea tanto de medicamentos de carácter farmacéutico como de productos homeopáticos, extractos de plantas, vitaminas y otros ingredientes.

Suplementos Nutricionales

Suplementos nutricionales para el cuidado de la piel

Que la alimentación es básica para el cuidado de la piel es algo que ya dimos por sentado en su momento. En nuestro artículo “La alimentación, clave para la piel” ya vimos cómo la inclusión de determinados alimentos en la dieta puede servir para que ésta luzca más sana y atractiva.

En aquel artículo hablábamos de las ciruelas y la fresas, de los arándanos y las moras, del té verde y el chocolate negro, de las pipas de calabaza y las almendras o del salmón y la manzana como de alimentos que podían servir para mejorar el estado y, por tanto, la apariencia de nuestra piel, y de los alimentos procesados, las bebidas gaseosas, la harina blanca, la pasta o el arroz como alimentos que, tomados en exceso, podían actuar contra la salud de nuestra piel.

En ocasiones sucede, sin embargo, que nuestra alimentación no basta para aportar a nuestro organismo los nutrientes que van a permitir que la piel tenga un perfecto estado de salud. En estos casos puede resultar adecuado recurrir a suplementos nutricionales que aporten dichos nutrientes. Ésa es la base de la nutricosmética. En este post vamos a ver qué nutrientes son la base de estos suplementos nutricionales destinados a mejorar el estado de nuestro cutis.

Suplementos Nutricionales

Suplementos de creatina

Si hay un suplemento nutricional cuyo consumo está muy extendido entre las amantes del fitness ése es la creatina. La creatina permite obtener una mayor resistencia y también disminuir la fatiga. Al mismo tiempo, sirve para aumentar la masa muscular. Los mayores beneficios de la creatina se dan en aquellos ejercicios anaeróbicos que combinan alta intensidad y breve duración.

La creatina es un ácido orgánico que produce nuestro hígado a partir de la arginina, la glicina y la metionina, tres aminoácidos. Cuando realizamos un esfuerzo físico, la creatina, que está almacenada en las fibras musculares, se libera en forma de combustible inmediato que nuestros músculos utilizan para realizar aquellas actividades que demanden un máximo de energía en un breve período de tiempo.

Cuidado corporal

Tratamientos de belleza con cerveza

Ya la conocían los egipcios. Y los sumerios. Y los elamitas, un pueblo originario de Elam, una población ubicada en el suroeste de lo que hoy es Irán. La elaboraban de distinta manera a como ahora se elabora, claro. Pero la elaboraban. Y la apreciaban. Los egipcios, por ejemplo, la fabricaron con panes de cebada poco cocidos que dejaban fermentar en agua. Estamos hablando de una bebida que no falta en ningún bar y que, elaborada de una forma u otra, es una bebida de consumo diario en países como la República Checa, Austria, Alemania, Estonia, Irlanda… Marcas como Heineken, Guinness, Carlsberg, Budweiser, Yuengling, Quilmes, Coronitas, Mahou o Damm la comercializan e invierten cantidades astronómicas de dinero para promocionarla y convertirse en la marca preferida de tantos y tantas amantes de esta bebida como hay en el mundo. Cerveza es su nombre y son muchos los artículos que se han escrito sobre sus propiedades.

De la cerveza, consumida en cantidades moderadas, se habla como de una bebida cardiosaludable, que reduce la coagulación de la sangre, el colesterol LDL y los triglicéridos y mejora la densidad ósea. Después de todo, la cerveza se elabora con ingredientes sanos como pueden ser la levadura de cerveza, la malta, el lúpulo y la cebada.

Cuidado corporal

Cuidados de la piel en invierno

Ahora que llega el frío es importante prestar una atención especial al cuidado de nuestra piel. Con la caída de los termómetros, al igual que ocurre con las temperaturas altas, hay que proteger nuestra piel de los factores internos o externos que pueden dañarla. El invierno trae consigo sequedad, deshidratación y multitud de agresiones para nuestra piel. Por suerte, con unos remedios muy fáciles de seguir, podemos combatir sus efectos. En este artículo te explicamos cómo mantener a raya el invierno.

Cuidados de la piel

La depilación genital integral, ¿es saludable?

Empezó casi como una excentricidad de mujeres muy liberadas y se ha convertido en hábito para muchas mujeres. La depilación genital femenina integral se convirtió hace ya tiempo en una rutina estética. En cierto modo, era el resultado previsible a que había de conducir un proceso que empezó cuando las mujeres empezaron a depilarse las ingles. Tras ese tipo de depilación, la cuchilla empezó a ocuparse del vello púbico. Y fue en ese terreno donde fueron imponiéndose las diferentes modas. De la depilación europea (se quita todo el vello púbico y se deja algo en el monte de Venus), a la depilación Hollywood (el depilado genital integral), pasando por la depilación brasileña (se depila impidiendo que salgan pelos de la braguita/bañador y se mantiene una fina franja de vello en el pubis y sobre los labios mayores) o una depilación creativa que dibuje corazones, triángulos o flechas invertidas sobre el pubis, son muchas las opciones de depilación genital de que disponen las mujeres que, por unos motivos u otros, no desean que su vello púbico crezca libremente. ¿Qué motivos son ésos?

Cuidado corporal

Cuidado Corporal con Aloe Vera

La planta del Aloe Vera o Sábila es una gran aliada en nuestro cuidado corporal diario debido a los múltiples efectos beneficiosos que posee para refrescar e hidratar nuestra piel tras la exposición al sol. Pero esta planta “milagrosa” tiene muchos otros usos que nos van a ayudar con el cuidado de nuestra piel. El aloe vera es un potente desintoxicante y adelgazante que hidrata el cuerpo y ayuda a mejorar la digestión. Esta planta, de consistencia gelatinosa, es altamente depurativa, laxante y una gran ayuda para eliminar toxinas y estimular la asimilación de nutrientes.