Dietas de adelgazamiento para mujeres

El menú healthy

menñu healthy

No descubrimos nada si afirmamos que al mundo de la alimentación y las dietas no cesan de incorporarse nuevos conceptos. De golpe, un alimento en particular se convierte en un imprescindible de toda dieta saludable y uno que antes había ocupado ese lugar pasa, en un visto y no visto, a engrosar, en el mejor de los casos, el listado de aquellos alimentos que, pese a poseer ciertas virtudes para el organismo, deben ser consumidos con cierta moderación.

Uno de los últimos conceptos que ha hecho fortuna en el mundo de la alimentación y el de las dietas es el concepto de “healthy”. El menú healthy, seguido, al parecer, por figuras como Gwyneth Paltrow o Jessica Alba, se ha convertido en sinónimo de salud y son muchos los medios que recogen recetas de este tipo de dieta.

Alimentos Sanos

¿Cómo cocinar los alimentos para aprovechar mejor sus nutrientes?

cocinar alimentos manteniendo nutrientes

Cuando se habla de los beneficios para la salud que tiene el ingerir ciertos alimentos suele olvidarse algo que es de vital importancia para que dichos beneficios se hagan realidad: la forma de cocinar los alimentos.

Y es que las propiedades nutritivas de los alimentos pueden variar según hayan sido cocinados éstos, y lo pueden hacer, además, de manera radical. Una cocción excesiva, por ejemplo, puede hacer que gran parte de las vitaminas o los minerales de lo que estamos cociendo se pierdan.

En este post queremos dar una serie de consejos básicos sobre cómo cocinar los alimentos para aprovechar al máximo sus propiedades. Veamos cómo debemos cocinar los granos, las legumbres o las verduras para beneficiarnos más y mejor de sus nutrientes y cómo debemos preparar los zumos e infusiones para que unos y otras nos aporten lo mejor de ellos y ellas.

Alimentos Sanos

El té verde

Las culturas asiáticas lo han tenido como una de sus bebidas preferidas durante siglos. Ninguna de ellas desprecia al té verde como bebida. Y es que el té verde aporta un sinfín de nutrientes y una buena dosis de antioxidantes a nuestro organismo, lo que lo convierte en una bebida muy importante para la salud.

El té verde es el té que se obtiene de las hojas frescas de la planta del té. Estas hojas son tratadas de una manera especial para que no fermenten. Al no ser producto de la fermentación, el té verde conserva una gran cantidad de antioxidantes. Por otro lado, la no fermentación hace que el té verde contenga menos cafeína que otros tipos de tés, lo que lo convierte en una bebida menos estimulante de lo que lo es, por ejemplo, el té negro.

Alimentos Sanos

Harinas aptas para celíacas

El gluten es el enemigo público número uno en la alimentación de las personas celíacas. La intolerancia permanente al gluten del trigo, la cebada, el centeno y, en algunos casos, la avena, provoca una reacción inflamatoria en la mucosa del intestino delgado de las mujeres que padecen dicha enfermedad. Debida a dicha inflamación, la absorción de macro y micronutrientes se hace más difícil en estas personas, que pueden padecer síntomas que van desde la diarrea malabsortiva u osmótica hasta la anemia, el colon irritable, la pérdida de peso o, incluso, el cáncer digestivo, pasando por la epilepsia, la dermatitis o la inapetencia.

Para evitar dicha sintomatología, las personas celíacas se ven obligadas a buscar un modo de sustituir la ingesta del gluten de dichos alimentos por otras harinas que, cumpliendo la misma o parecida función nutritiva, sí puedan ser toleradas por ellas. En este post vamos a proponerte un completo listado de harinas alternativas a la harina de trigo.

Alimentos Sanos

La fibra en la dieta

Basta pasear por los pasillos de un supermercado para comprobar hasta qué punto están haciendo fortuna en la industria alimentaria los productos “enriquecidos con fibra”. Podemos encontrar galletas, cereales, barritas nutritivas y otra serie de productos con fibra añadida. El objetivo de añadir ese contenido en fibra a los alimentos, se suele indicar en muchos de estos productos, consiste en mejorar el tránsito intestinal y las malas digestiones.

Muchas de nosotras hemos adquirido en los últimos tiempos la conciencia de que es importante incorporar fibra a nuestra alimentación y sabemos que el mantenimiento prolongado de una dieta pobre en fibra puede desencadenar problemas de estreñimiento crónico, síndrome de intestino irritable o colitis ulcerosa, pero… ¿sabemos exactamente qué es la fibra?, ¿sabemos cómo actúa en nuestro organismo?, ¿sabemos en qué alimentos podemos encontrarla?

En este artículo vamos a intentar contestar a todas esas preguntas.

Alimentos Sanos

El aguacate y sus beneficios

Son muchas las dietas que recomiendan su ingesta y muchos los platos que aparecen en revistas y webs especializadas en alimentación. Hablamos del aguacate. Con la pulpa cremosa y de color verde de esta fruta de origen mesoamericano se untan tostadas, se preparan ensaladas, se hace guacamole y se acompañan muchas verduras y cereales.

Viendo las múltiples aplicaciones que el aguacate tiene en el recetario más de modo, podemos afirmar que esta fruta que en países como Argentina, Chile, Perú o Uruguay es conocida como palta, parece haber vencido el rechazo hacia él de muchas mujeres que hasta ahora habían evitado el consumirlo por su aspecto grasoso. Ese aspecto grasoso del aguacate hizo en el pasado que muchas mujeres pensasen que el aguacate es uno de esos alimentos que engordan y que, por tanto, no es una fruta demasiado beneficiosa para nuestra salud. Nada más lejos de la realidad. Para empezar, la grasa que aporta el aguacate a nuestro organismo es una grasa que no sólo no es perjudicial, sino que es buena. Proporciona mucha energía y, al mismo tiempo, sirve para luchar contra el colesterol.

Pero ése es sólo uno de los múltiples beneficios que el aguacate tiene para nuestro organismo. En este artículo vamos a hacer un repaso de cuáles son los beneficios del aguacate para nuestra salud.

Consejos de adelgazamiento para mujeres

Pilates para adelgazar

Siempre se quiere adelgazar, pero nunca tanto como cuando el calor aprieta y llega el verano. Decir verano es sinónimo de decir poca ropa o de decir bikini. Y la poca ropa y el bikini son como el algodón: no engañan. Seguramente, a estas alturas del año ya se llega tarde para iniciar cualquier método de adelgazamiento (el adelgazar, ya lo sabemos, no es un objetivo que se consiga en un día), pero siempre es bueno mantener ciertas costumbres para, con esfuerzo y constancia, alcanzar el objetivo de perder peso. Entre esas costumbres podemos destacar la de evitar las grasas trans, la de no saltarse las comidas para, así, no ralentizar el metabolismo, la de realizar ejercicio cardiovascular y, también, la de practicar Pilates.

Mucha gente habla de Pilates sin saber exactamente qué es. Por eso creemos que es necesario acotar el término para, así, saber exactamente en qué puede ayudarnos el Pilates a la hora de adelgazar.

Dietas de adelgazamiento para mujeres

La dieta paleo

Creemos que todas están inventadas, pero no es así. Tarde o temprano acaba siempre por surgir alguna nueva. A veces son pequeñas modificaciones introducidas en algunas ya existente. En otras, propuestas revolucionarias que parecen llamadas a marcar un antes y un después en la historia del nutricionismo. Hablamos, claro, de las dietas. De muchas de ellas (la Dukan, la de los puntos, la inversa, la flexitariana, la dash…) hemos hablado en nuestra web. En esta ocasión vamos hablar de una dieta popularizada en los años 70 por el gastroenterólogo Walter L. Voegtlin: la dieta paleolítica o dieta paleo.

¿De qué hablamos cuando hablamos de la dieta paleo? De una dieta que, de alguna manera, pretende devolvernos a nuestros orígenes como especie. Quien sigue una dieta paleolítica se alimenta, aproximadamente, de los mismo que se alimentaban los hombres y mujeres de las cavernas, es decir, los seres humanos que ocuparon la tierra durante el período Paleolítico, que fue aquel que se extendió alrededor de dos millones y medio de años y que finalizó con la revolución neolítica o, lo que es lo mismo, con el desarrollo de la agricultura. Fue este desarrollo quien hizo que el ser humano empezara a introducir en su alimentación granos, legumbres, etc.

Consejos de adelgazamiento para mujeres

¿Sirven los frutos secos para adelgazar?

¿Cuántas de nosotras evitamos el consumir frutos secos amparándonos en la idea de que su alto contenido en grasas los convierte en alimentos prohibitivos para todas aquéllas que queramos perder peso? Pues, según apuntan algunos estudios, al apartar los frutos secos de nuestra dieta estamos cometiendo un error, ya no sólo por dejar de ingerir los nutrientes que los frutos secos nos proporcionan como por dejar de comer un tipo de alimento que, al contrario de lo que se creía, puede ayudarnos a perder peso.

El estudio PREDIMED, un estudio realizado de manera combinada en múltiples centros españoles para analizar los efectos de la dieta mediterránea sobre la prevención primaria de la enfermedad cardiovascular, apuntaba a que las personas que, de manera habitual, consumían frutos secos, tendían a presentar una disminución de la masa corporal y de la circunferencia de la cintura.

De ese estudio y de otros similares se desprende que los frutos secos, pese a ser uno de los alimentos que más calorías aportan a nuestro organismo, son también uno de los más útiles en las dietas de adelgazamiento.

Suplementos Nutricionales

Suplementos de oligoelementos

Entre los componentes nutricionales que resultan esenciales para nuestro organismo figuran en lugar preferente los oligoelementos. Ellos participan de manera decisiva en nuestras funciones respiratoria, digestiva, neurovegetativa y muscular.

Los oligoelementos acostumbran a ser metales. Éstos participan en el buen funcionamiento de nuestras células y en múltiples procesos orgánicos. Por ese motivo los oligoelementos deben estar presentes en nuestra alimentación diaria, máxime teniendo en cuenta que nuestro cuerpo no los produce de manera natural y que factores diversos como pueden ser el estrés, los disgustos, las enfermedades o el cansancio actúan continuamente contra la salud de nuestras células.

Llevar una dieta equilibrada que incorpore nutrientes, grasas y oligoelementos en las dosis adecuadas nos permitirá mejorar nuestro sistema inmunitario y, con ello, retrasar el envejecimiento de nuestras células. Para ello es necesario asegurar que aportamos los suficientes oligoelementos a nuestra dieta.