Cuidados de la piel

La mascarilla de carbón activado

Puede parecer un contrasentido utilizar el carbón para purificar la piel, pero el carbón activado es uno de los métodos más en boga en los tratamientos de belleza destinados a cuidar la piel y dejarla limpia, firme y tersa. Entre las propiedades del carbón activado figura su capacidad de absorción. Esta capacidad de absorción, fundamentada en una atracción de tipo eléctrico, permite al carbón activado eliminar el aceite, la suciedad y otras sustancias dañinas que puedan quedar en los poros cutáneos.

Cuando hablamos de carbón activado estamos hablando de un carbón al que se le ha agregado oxígeno. Utilizado por la comunidad médica para tratar infecciones del tracto gastrointestinal y náuseas, el polvo de carbón activado es un ingrediente habitual en determinadas mascarillas faciales.