Dietas de adelgazamiento para mujeres

Dieta y menopausia

En la vida de la mujer existen diversos momentos en los que se producen numerosos cambios hormonales. La menopausia es, sin duda, uno de ellos. La llegada de la menopausia implica una serie de cambios en el organismo. Ganamos grasa en algunas zonas de nuestro cuerpo y perder esos cuantos quilos de más que tanto nos agobian se vuelve una tarea más difícil.

Durante la menopausia, el aumento de grasa se hace especialmente patente en el abdomen. Al reducirse el gasto energético en reposo (es uno de los grandes cambios que implica la menopausia), aumenta el tejido graso y disminuye el tejido magro. Al mismo tiempo, la menopausia implica una reducción de estrógenos. Al reducirse los estrógenos, el cuerpo se vuelve menos eficiente quemando grasas y éstas se acumulan sobre todo en vientre, cintura y caderas. La concurrencia de estas dos circunstancias, la mayor generación de grasas y la menor efectividad a la hora de quemarlas, provocan que se aumente de peso y, al mismo tiempo, aumente el perímetro abdominal.

Al mismo tiempo, al aumento de grasa abdominal se le asocian alteraciones en los niveles de colesterol en la sangre. Durante la menopausia, los niveles de colesterol en la sangre (bueno y malo), aumentan y ese aumento incrementa el riesgo de padecer problemas cardiovasculares.

Dietas de adelgazamiento para mujeres

La dieta Dukan

Si hay una dieta que ha adquirido una notable popularidad durante los últimos años ésa es la llamada dieta Dukan. El nombre le viene de su creador, el nutricionista y dietista francés Pierre Dukan. Él fijó las bases de esta dieta hace ya más de treinta años, pero fue a partir del cambio de siglo cuando su dieta adquirió esa notable popularidad de la que hemos hablado. También fue a partir de entonces cuando múltiples nutricionistas españoles y también franceses decidieron unir sus voces contra ella.

Fundamentada en el consumo masivo de proteínas, la dieta Dukan, a la que ya hicimos referencia en nuestro artículo destinado a las dietas proteicas, defiende un alto consumo de carnes magras, pescados, huevos, etc., y un bajo o casi inexistente consumo, sobre todo en las primeras fases de la dieta, de hidratos de carbono.

¿Qué persigue la dieta Dukan al propugnar una dieta basada en el alto consumo de proteínas y en la baja ingesta de carbohidratos? Que el cuerpo experimente un proceso de cetosis y, con ello, pierda peso de manera rápida.

Alimentos Sanos

Los guisantes en la dieta

guisantes dieta

Decir primavera es nombrar una serie de productos de temporada cuya inclusión en la dieta resulta muy interesante a nivel nutritivo. Decir primavera es hablar de frutas como las fresas, las cerezas, los arándanos y los nísperos. Decir primavera es, también, decir espárragos, alcachofas, habas y, por supuesto, guisantes.

Pese a su aspecto humilde, los guisantes pueden ser un producto exquisito que puede ser cocinado de mil maneras distintas. Cremas calientes o frías, estofados, ensaladas, gazpachos, salteados, sopas, menestras, al vapor, hervidos, incorporados a una buena paella… cualquier receta es buena para disfrutar de las múltiples ventajas que para la salud supone la ingesta de guisantes.

Alimentos Sanos

Las bondades de la dieta kosher

dieta para judíos

La pertenencia sincera y convencida a una determinada religión nos impone no sólo una forma de orar o, dicho de otro modo, de relacionarnos con la divinidad. La pertenencia y práctica de una religión no sólo nos dice si debemos orar orientando nuestra cabeza hacia la Meca o si debemos hacerlo recitando alguna oración extraída del Sidur o del Catecismo; la pertenencia y práctica de una determinada religión nos impone también unas formas de comportamiento y una determinada manera de vivir. Si, por ejemplo, profesamos el catolicismo, sabemos que hay ciertos días al año (entre ellos el Viernes Santo) en que se prohíbe la ingesta de carnes y derivados. Si, por el contrario, es el islam nuestra religión, sabemos que no podemos ingerir cerdo ni derivados del cerdo y tampoco alimentos cárnicos que no sean “halal”, es decir, que no procedan de animales que no hayan sido sacrificados siguiendo las normas del Islam, o sea, que no hayan sido drenados de sangre tras haber sido sacrificados de una manera “compasiva”. Nuestra pertenencia a una determinada religión determina, pues, nuestra dieta.

Suplementos Nutricionales

La levadura de cerveza

Quien más quien menos sabe que la cerveza se obtiene a partir de una levadura especial. Esa levadura u hongo unicelular cuyo nombre científico es Saccharomyces cerevisae es un hongo que se alimenta de azúcares. En un medio azucarado, y en unas condiciones adecuadas de humedad y temperatura, este hongo transforma los azúcares y los convierte en dióxido de carbono y alcohol (etanol).

El cómo se descubrió la cerveza es casi un misterio. Se cree que, como tantos otros descubrimientos a lo largo de la Historia, la cerveza se descubrió por casualidad. Que fue el azar quien hizo que la cerveza se descubriera. Se cree que fue en la antigua Mesopotamia y que seguramente se debió a un error cometido por algún panadero al querer fabricar pan de cebada. A este panadero, responsable del nacimiento de la maravillosa bebida, le fue la mano en el agua y lo que obtuvo no fue la masa que necesitaba para amasar su pan, sino un líquido alcohólico que es lo que hoy conocemos como cerveza.

Alimentos Sanos

Las nueces: beneficios para el cerebro y el corazón

Tal vez suene a lugar común el hablar de los múltiples beneficios alimenticios de los frutos secos, pero hay lugares comunes que lo son porque hay mil y una razones que hacen que sea así. Expertos nutricionistas dicen que los frutos secos son algo así como paquetes casi perfectos de nutrientes, alimentos en los que confluyen proteínas, fibra, grasas saludables, antioxidantes, vitaminas, minerales…

Para comprobar hasta qué punto la ingesta de frutos secos es muy importante para nuestra salud basta con observar los nutrientes aportados por el que seguramente es el fruto seco más completo de entre todos ellos: las nueces.

Suplementos Nutricionales

Suplementos Nutricionales Botánicos

Como ya hemos indicado en algún que otro artículo de este espacio dedicado a los suplementos nutricionales, la misión de éstos es ayudar a asumir una serie de nutrientes específicos que, por diversos motivos, no puedan ser asumidos gracias a la alimentación. En determinados casos (como pueden ser intolerancias a según qué alimentos, alergias o enfermedades), puede hacerse necesario el uso de suplementos alimenticios para aportar al organismo los niveles adecuados de ese nutriente que no le llega a través de la alimentación y que el organismo necesita para funcionar correctamente.

A la hora de plantearse el consumo de suplementos nutricionales hay que tener siempre presente que el consumo de éstos no puede entenderse como una dieta en sí. Su propio nombre (suplemento o complemento) indica claramente su función y su papel. Están hechos para complementar a la alimentación, para suplementarla, para aportar a ella lo que ésta no aporte, no para sustituirla.