Consejos de adelgazamiento para mujeres

Café verde para adelgazar

Durante los últimos años se viene utilizando el café verde como remedio adelgazante. Apoyándose en su capacidad saciadora, son muchos los nutricionistas que han introducido el café verde en sus dietas para servirse de sus propiedades a la hora de planificar las comidas de una manera más cómoda y segura.

La introducción del extracto de café verde en el listado de productos naturales que podrían servir para adelgazar es debida a uno de los más conocidos gurús de la salud, el Dr. Mehmet Oz. Fue él quien defendió por vez primera los efectos que sobre la pérdida de peso pudiera tener el ácido clorogénico, una sustancia presente en el café verde.

El ácido clorogénico incrementa la secreción intestinal de un neuropéptido (el GLP1). Esta hormona, liberada en distintas partes del cuerpo, envía señales que, llegadas al cerebro, proporcionan sensación de saciedad, lo que ayuda a luchar contra lo que se conoce como hambre emocional.

Cuando hablamos del café verde estamos hablando de los granos de café en estado natural. Es decir: de los granos de café que, recogidos de la planta, aún no han sido tostados. Con un aroma menos intenso que el del café tostado, el sabor del café verde es ligeramente amargo, por lo que habitualmente debe ser endulzado al consumirse como infusión.

Propiedades y beneficios del café verde

Entre las propiedades que posee el café verde podemos encontrar las siguientes:

  • Capacidad de saciar el apetito gracias a la presencia en él de lo que se conoce como fenólicos. Los fenólicos, entre los que se encuentra el ácido clorogénico, reducen la necesidad de “picar” entre horas.
  • Capacidad para elevar la actividad lipolítica. Al quemar las grasas, el café verde sirve para regular el depósito corporal de grasas.
  • El café verde, debido a su alta concentración de polifenoles, posee propiedades antioxidantes, lo que ayuda a evitar el envejecimiento celular.
  • El café verde posee, también, principios drenantes que ayudan en la eliminación de la grasa acumulada y de la celulitis.

Entre los beneficios que el café verde nos aporta podemos encontrar los siguientes:

  • Rebaja los niveles de azúcar en la sangre, por lo que puede ser muy útil a la hora de luchar contra la Diabetes tipo 2.
  • Dificulta la formación de cálculos renales.
  • Reduce la fatiga gracias a la cafeína presente en él. Al hablar de las dosis de cafeína existentes en el café verde hay que pensar que dichas dosis son menores que las que podemos encontrar en el café tostado, lo que hace que el café verde no provoque tanta ansiedad o nerviosismo como provoca aquél.
  • Mejora la memoria.
  • Neutraliza, gracias al ácido clorogénico, ciertos componentes cancerígenos.

A la hora de valorar los beneficios del café verde hay que tener en cuenta, también, los efectos secundarios que pudiera tener para determinadas personas. El insomnio, el nerviosismo, la irritabilidad, el decaimiento o el reflujo gástrico serían algunos de los efectos secundarios del café verde en determinadas personas. Todos estos efectos secundarios se derivan de la presencia de la cafeína en el café verde. Como sucede con el café tostado, no todas las personas reaccionan del mismo modo a su consumo, por lo que no se pueden realizar generalizaciones.

Pese a no existir estudios científicos que demuestren efectos secundarios negativos sobre embarazadas, mujeres en período de lactancia o niños, se recomienda no consumir café verde cuando se pertenece a alguno de estos grupos.

¿Cómo tomar el café verde?

Para aprovecharnos de los beneficios que el café verde tiene para nuestra salud y para utilizarlo como ayuda a la hora de adelgazar debemos saber de qué manera debemos consumirlo.

El café verde podemos consumirlo en forma de pastillas de extracto de café (como si se tratara de un suplemento alimenticio) o incluso, en pequeñas dosis, en forma de chicle. Lo más recomendable, sin duda, es consumirlo de manera natural, en infusión.

Las infusiones de café verde pueden prepararse de dos maneras diferentes: utilizando el grano entero o moliendo al grano. A la hora de moler el grano hay que tener en cuenta que el grano de café verde es un tipo de grano especialmente duro.

Para preparar una infusión de café verde utilizando grano entero hay que seguir los siguientes pasos:

  1. Introducir dos cucharadas soperas de granos en un recipiente (puede servir una jarra de un litro).
  2. Cubrir los granos de café con agua hirviendo. El agua, una vez en la jarra, debe alcanzar un nivel que esté 1 cm por encima del nivel de los granos.
  3. Dejar los granos de café verde en el agua durante un tiempo que oscile entre los 15 y los 30 minutos. Durante ese tiempo, los granos se irán inflando.
  4. Agregar una taza llena de agua.
  5. Poner a hervir la infusión, a fuego lento, durante unos cinco minutos.
  6. Sacar la olla del fuego, dejar que la infusión se enfríe y, posteriormente, filtrarla con una infusión de té.

Si se quiere utilizar esta infusión para ayudar a bajar de peso lo más recomendable es consumir dos tazas de café al día. La primera debería tomarse media hora antes del desayuno. La segunda, media hora antes de la cena (siempre que la cena se realice bastante antes de ir a dormir).

Si, por el contrario, se desea realizar una infusión de café verde con café verde molido hay que tener en cuenta, antes de nada, que para moler el grano de café verde se necesita un buen molinillo ya que el grano de café verde es especialmente duro.

Una vez molido el café, pondremos en la cafetera de émbolo (o en un recipiente parecido) una cucharada sopera por persona que vaya a consumir la infusión. Una vez hecho esto, pondremos agua hirviendo en la cafetera y dejaremos que la infusión repose durante unos minutos. Tras pasar esos minutos, podemos colar la infusión y servir una taza.

Tanto elaborada de una manera como elaborada de la otra, la infusión de café verde puede endulzarse con miel, azúcar o algún otro tipo de edulcorante.

Finalmente, queremos hacer hincapié en un aspecto que consideramos capital: la ingesta de café verde no tiene efectos milagrosos. Nadie va a perder peso sólo por introducir el café verde en sus rutinas alimenticias. Para adelgazar siempre será recomendable (y necesario) el realizar una dieta equilibrada y algo de deporte. El café verde debe ser, en todo momento, una ayuda, no la base de una dieta de adelgazamiento.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *