Consejos de adelgazamiento para mujeres

Terapias alternativas para adelgazar

Nada mejor que una dieta equilibrada y el ejercicio físico adecuado para mantenerse en forma y lucir una buena línea. En este apartado vamos dando periódicamente algunos consejos orientados a adelgazar y eliminar esa grasa que en demasiadas ocasiones va acumulándose en lugares indeseados que acaban estropeando nuestra línea. En esta ocasión vamos a tratar sobre algunas terapias alternativas que pueden ayudar a adelgazar. Dichas terapias son la acupuntura, la acupresión, la hipnosis, el yoga y la reflexología. A continuación vamos a explicarte en qué consiste, básicamente, cada una de dichas terapias alternativas.

Acupuntura y acupresión

La acupuntura se basa en la implementación de agujas en diversos puntos del cuerpo. Esta terapia milenaria china intenta, mediante la ruptura de la membrana de la piel, producir las endorfinas necesarias para reducir el hambre y esa ansiedad que acostumbra a acompañar a la persona que siente la necesidad de ingerir algún tipo de alimentos.

La acupuntura, como terapia alternativa para adelgazar, intentar actuar como una supresora del apetito. Para ello pueden insertarse agujas en distintas partes del cuerpo, pero especialmente en la parte superior de la oreja. Si se tiene hambre, basta con presionar una de esas agujas. Eso servirá para estimular los nervios que, procedentes del cerebro, transmiten al organismo la sensación de hambre. Esa estimulación originada tras presionar la aguja de acupuntura servirá para eliminar la sensación de hambre.

Una terapia menos “agresiva” que la acupuntura es la acupresión. En este caso la presión sobre los puntos no se realiza rompiendo la piel, sino haciendo presión sobre las diferentes partes del cuerpo para provocar esa reducción de la sensación de hambre y de la necesidad de comer por ansiedad.

Hipnosis

Esta terapia alternativa para adelgazar puede ayudar a eliminar barreras mentales que impidan la pérdida de peso. Bloquear los estímulos del medio ambiente puede ser, también, uno de los objetivos de la hipnosis. Gracias a la hipnosis, la persona que quiera adelgazar podrá no sólo visualizar una nueva imagen de sí misma, sino que podrá relajarse, reducir su nivel de estrés y, con ello, eliminar esa ansiedad que, en ocasiones y en según qué personas, sólo puede reducirse comiendo.

El estado conseguido durante la práctica de la hipnosis no tiene nada que ver con el estado del sueño. El hipnotizado no duerme ni está inconsciente. Tal y como señala una de las más antiguas organizaciones de hipnoterapia del mundo, la National Guild of Hypnotists, el hipnotizado se mantiene en un nivel de conciencia “diferente”. El hipnotizado escucha lo que se le dice y lo recuerda cuando ha salido del estado de hipnosis. Durante dicho estado, el psicoterapeuta sugiere a la persona que quiere adelgazar nuevos hábitos alimentarios. Gracias a la hipnosis, el paciente interioriza mucho mejor las rutinas de esos hábitos y, con ello, alcanza uno de los objetivos imprescindibles para adelgazar: el mantener una dieta saludable.

Yoga

La ansiedad es uno de los principales motivos que pueden llevar a una persona a comer de una manera abusiva y desordenada. Eliminar la ansiedad, por tanto, es una gran medida si queremos adelgazar. Una de las terapias naturales más efectivas a la hora de reducir la ansiedad es el yoga. El yoga es una excelente terapia alternativa para adelgazar. Las diferentes posturas (asanas) o las técnicas de respiración y meditación asociadas al yoga son instrumentos muy útiles a la hora de intentar adelgazar.

Reflexología

La reflexología es una técnica de la medicina alternativa que sirve para estimular el organismo mediante el ejercicio de una determinada presión en diferentes partes de la planta del pie. Se considera que existen más de siete mil terminaciones nerviosas repartidas entre la planta del pie y el empeine del mismo. La estimulación de los diferentes puntos puede servir para eliminar toxinas, prevenir enfermedades y, también, para estimular y equilibrar las diferentes glándulas corporales y el aparato digestivo. La reflexología, pues, puede ser una gran terapia alternativa a la hora de ayudar a perder peso. Los expertos en medicina alternativa, sin embargo, sostienen que la reflexología debe acompañarse de otras terapias naturales para perder peso.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *