Bodas

¿Dónde comprar el vestido de novia y ahorrar al hacerlo?

lugares donde comprar vestido de novia

En nuestro último artículo os dábamos una serie de consejos básicos para qué supierais en qué debíais fijaros a la hora de escoger un vestido de novia. En aquel artículo os hablábamos de algunos factores que determinaban el precio de un vestido. En éste, queremos hacer hincapié en un factor fundamental a la hora de determinar el coste total de un vestido de novia: el lugar en que se compra.

Vestidos de novia vintage

Hay novias que, en busca de algo exclusivo, alejado de las modas y, por tanto, menos susceptible de ser semejante a todo lo que lleven otras novias de la misma temporada, eligen un tipo de tienda muy particular para buscar su vestido. Estas tiendas son las Boutiques vintage especializadas en ropa nupcial.

vestidos de novia antiguos

La de comprar un vestido de novia vintage ser una buena manera de ser originales a un precio aceptable. Escoger este tipo de vestido, sin embargo, lleva implícita la búsqueda de un sastre de una cierta calidad. Las telas clásicas son muy delicadas y algunos cortes clásicos no se prestan a una fácil alteración. El vintage, lógicamente, tiene un límite. Muy probablemente, las telas anteriores a 1920 no son muy recomendables. Su antigüedad puede provocar que el tejido se rasgue o rompa con excesiva facilidad. No es muy tranquilizador para una novia el pensar que su vestido puede abrirse de abajo a arriba, dejándola en ropa interior a la vista de todos los invitados.

Vestidos de segunda mano

Otro camino escogido por algunas novias para ahorrarse un buen puñado de euros en la compra del vestido nupcial es la de optar por un vestido de novia de segunda mano. Procedentes de novias arrepentidas que, en el último momento, nunca llegaron a dar el sí o de muestrarios de tiendas o de novias que, una vez usado, lo han puesto a la venta, estos vestidos pueden encontrarse no sólo en eBay o en segundamano.com (páginas generalistas de compra-venta de productos de segunda mano) sino también en páginas especializadas como Weddalia, Nuptialista o El tocador vintage (que dispone, además, de tienda física).

Estas páginas venden vestidos de primeras marcas (Rosa Clarà, Jesús del Pozo, Manuel Mota, Yolan Cris, Jesús Peiró o Pepe Botella…) a un precio rebajado. La editorial y web Revista de novias, por su parte, ofrece una sección dedicada a la segunda mano. En dicha sección se pueden encontrar anuncios puestos por particulares. Esta opción, bastante común en países como Estados Unidos o Japón, se está introduciendo poco a poco en España.

vestido de novia fuera de temporada

Alquiler de vestidos de novia

También se está introduciendo poco a poco, y luchando contra bien asentadas costumbres culturales, el hecho de alquilar el vestido de novia. Prácticamente se ha perdido ya la costumbre de pensar que el vestido nupcial es un bien que puede servir, heredándose, a la madre y a la hija. Seguramente los gustos de una y otra serán diferentes y, además, el tiempo habrá pasado imponiendo sus dictámenes en cuanto a moda se refiere.

Por otro lado, la opción de alquilar el vestido nupcial va ganando adeptos poco a poco entre aquellas personas de carácter eminentemente práctico que, reflexionando sobre los gastos de la boda, se plantean esta pregunta: ¿para qué gastar tanto en algo que sólo voy a ponerme un día? Y el vestido de novia es, indudablemente, una de esas cosas que se usan un solo día y, después, sólo sirven para quedar arrumbadas en un rincón del armario o el altillo, ocupando espacio en un piso que, muy probablemente, no anda sobrado de él.

Marcas como Just Novias, Dream Novia’s, Innovias y Boda 10 ofrecen diversas posibilidades: vestidos románticos o sexys, ajustados o más vaporosos, de tul, con caída, con sobrecola, con falda de corte A, de inspiración griega… Todos esos tipos de vestido de primeras marcas pueden conseguirse de alquiler por un precio mucho más bajo que si se opta por la compra del mismo.

compra por internet de vestido nupcial

Comprar un vestido de novia outlet

Otra opción de encontrar vestidos baratos es la de rebuscar en muestrarios outlet. Buscar muestrarios fuera de temporada puede servir para ahorrarse hasta un 80% en el precio de un vestido de novia. La mayor parte de las bodas se celebran a finales de la primavera y a principios del verano. Los catálogos por temporada de las diversas firmas especializadas en el diseño y elaboración de vestidos de novia se realizan teniendo en cuenta dicho dato. Eso quiere decir que hay una temporada en que las tiendas pueden ofrecer ventas para quitarse stock de encima. Ése puede ser un buen momento para comprar un vestido de novia a un buen precio. Una limpieza en seco puede ser, de hecho, el único gasto extraordinario de quien desee comprar un vestido nupcial siguiendo este sistema. Esta opción facilita, también, el acceso a un vestido de marca al que, de otro modo, quizás no se pudiera optar.

La compra on-line de un vestido nupcial también se presenta como una opción interesante para encontrar un buen vestido de novia a un buen precio. Eso sí: si se decide optar por esta opción, hay que tener en cuenta que compraremos algo que no nos hemos probado y que ni siquiera sabemos cómo puede quedarnos. Habrá que contar, a posteriori, con la ayuda de un sastre de confianza que realice sobre el vestido las modificaciones que, a buen seguro, habrá que hacerle.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *