Cuidado corporal

Las 5 frutas más usadas en cosmética

uso de la fruta en la cosmética

Nadie a estas alturas desconoce las muchas virtudes que tiene la fruta y lo necesaria que es en nuestra dieta. Sabemos que nos aporta nutrientes indispensables para nuestra alimentación y que es una fuente insustituible de vitalidad y energía. Pero las virtudes de la fruta van mucho más allá de eso. Por ejemplo: la fruta sirve para cuidar de nuestra piel. Y lo hace doblemente: como alimento y como ingrediente de muchos productos cosméticos.

Los defensores de la cosmética natural siempre han considerado la fruta un ingrediente capital para la elaboración de sus productos. Ese parecer ha contagiado también a la industria cosmética tradicional. Ésta, cada vez más, ha ido incorporando la fruta como ingrediente en la elaboración de sus productos. Las múltiples virtudes de la fruta, así como el desarrollo técnico experimentado en los últimos años y que permite extraer los principios activos de cualquier producto, ha hecho que los cosmetólogos hayan ido introduciendo de manera decidida la fruta en sus procesos productivos. No en vano, la fruta es un producto con alto contenido en vitaminas y minerales, rica en antioxidantes y muy hidratante. Todo ello la convierte en estimulador de primer orden de la renovación celular y en un combatiente magnífico contra el envejecimiento cutáneo.

En este artículo de MujerDePortada vamos a realizar un repaso de cuáles son las principales frutas utilizadas en cosmética.

Cuidados de la piel

Los jabones artesanales

jabones artesanales

La utilización de un buen jabón es imprescindible para mantener un buen cuidado de la piel. En la actualidad, son muchas las marcas comerciales que ofertan a las consumidoras un amplio surtido de jabones de primera calidad que garantizan un excelente cuidado de la piel. Hay muchas mujeres que, sin embargo, por cuestiones ecologistas, optan por el consumo de los jabones artesanales. Por eso en nuestras ciudades no faltan las tiendas especializadas en la elaboración y venta de este tipo de jabones. Muchas mujeres, sin embargo, encuentran un placer especial en elaborar ellas mismas sus propios jabones artesanales.

En este artículo de Mujer de Portada queremos mostraros los beneficios de los jabones artesanales y también algunas recetas para que vosotras mismas, en vuestras casas, podáis elaborar de una manera sencilla vuestros propios jabones artesanales.

Beneficios de los jabones artesanales

Las defensoras del uso de los jabones artesanales para lavar y cuidar nuestra piel esgrimen, entre otros, los siguientes argumentos para apoyar la utilización de este tipo de jabones frente a los jabones sintéticos:

  • Los jabones artesanales mantienen toda la glicerina, lo que los hace muy beneficiosos para las pieles secas y sensibles y para tratar problemas de eczema y otras enfermedades cutáneas como la psoriasis o la dermatitis.
  • No contienen fragancias artificiales ni productos químicos, lo que hace más difícil que puedan irritar la piel.
  • Al hacer nuestro propio jabón podemos incorporarlos ingredientes y aceites que mejor se adapten a nuestra piel.
  • Los aceites esenciales utilizados para la elaboración de los jabones artesanales poseen múltiples beneficios para la piel.
  • Podemos garantizar el uso de materias primas y hierbas de primera calidad.
  • Al no incluir en su elaboración derivados del petróleo estamos cuidando de manera activa el medio ambiente.

Tipos de jabones artesanales

La variedad de jabones artesanales que se pueden elaborar encasa es muy amplia. Se pueden hacer jabones artesanales utilizando aceite usado y jabones de glicerina, de aloe vera y de azufre, de caléndula y de naranja, de ruda y de hierbas naturales… En este artículo vamos a enseñarte a elaborar jabones artesanales con aceite usado y con glicerina.

Jabón con aceite usado

El jabón artesanal elaborado con aceite usado y sosa cáustica puede servir tanto para lavar la piel como para lavar la ropa. Para ello hay que utilizar los siguientes ingredientes:

  • 1 litro de aceite usado de freír.
  • 1 litro de agua.
  • 160 gramos de sosa cáustica de 90%.
  • 20-40 ml de aceite esencial (opcional).
  • Guantes y gafas de protección.
  • Utensilio para remover la mezcla.
  • Recipientes para mezclar los ingredientes y para que sirva de molde.

Para elaborar este jabón artesanal hay que extremar las precauciones, sobre todo si la mezcla se realiza en un local cerrado, ya que las emanaciones de mezclar la sosa cáustica con el agua son irritantes. Al mismo tiempo, los guantes son necesarios para que la sosa no queme la piel.

Una vez tenidas en cuenta estas prevenciones, los pasos aseguir para elaborar este jabón artesanal con aceite usado son los siguientes:

  1. Introducir el agua en un recipiente grande de plástico o acero inoxidable.
  2. Añadir sosa cáustica y remover hasta que se disuelva en el agua. Esta mezcla alcanza una temperatura de unos 80ºC y las emanaciones surgidas de la misma son tóxicas.
  3. Dejar reposar y dejar enfriar hasta los 35º. Si se desea añadir alguna esencia odorífera, ahora es el momento de hacerlo.
  4. Echar lentamente sobre la mezcla el aceite usadoy remover la mezcla siempre en el mismo sentido durante unos 30 o 40 minutos. A ese proceso se le llama proceso de saponificación, y durante él la mezcla se va espesando progresivamente.
  5. Cuando la mezcla tenga una textura similar a la pasta, volcarla en los moldes y dejarla secar durante unos 30 días. Cuando haya pasado ese tiempo, ya tendremos nuestro aceite artesanal elaborado con aceite usado.

Jabón de glicerina

El jabón de glicerina es otra de las opciones que tenemos a nuestro alcance cuando deseamos realizar un jabón artesanal. Al realizar el jabón de glicerina podemos optar por incorporar al mismo un determinado color o un determinado aroma.

Para elaborar este jabón artesanal necesitaremos una pastilla de glicerina o, en su defecto, glicerina líquida; aceite de oliva virgen extra, un recipiente, aceite esencial, moldes de silicona y, si deseamos dar color a nuestro jabón, colorante.

Una vez tengamos estos ingredientes, cortaremos la pastilla de glicerina en trozos pequeños y, colocándola en el recipiente, la derretiremos bien al baño maría, bien sirviéndonos del microondas. Si utilizamos glicerina líquida, calentaremos agua y, cuando esté caliente pero no hirviendo, verteremos sobre ella la cantidad de glicerina por litro de agua que indique el fabricante de la misma. Tanto en el caso de utilizar glicerina en pastilla como en el de usar glicerina líquida removeremos bien la glicerina para evitar que se formen burbujas. La mejor manera de evitarlo es remover la glicerina realizando círculos de arriba abajo.

Si deseamos teñir el jabón, deberemos añadir en este paso el colorante a la glicerina y remover bien la mezcla. Tras ello, añadiremos a la glicerina el aceite esencial de nuestra elección.

Una vez añadido el aceite esencial, verteremos la mezcla en los moldes de silicona (que previamente habremos pintado con aceite de oliva para facilitar el desmolde) y, transcurrida aproximadamente una hora, sacaremos el jabón del molde. Si tenemos prisa, podemos acelerar este proceso introduciendo los moldes con el jabón en el frigorífico.

Como ves, nada más sencillo que elaborar jabones artesanales con aceite usado o con glicerina. En un próximo artículo de Mujer de Portada te enseñaremos a realizar jabones artesanales con hierbas aromáticas.

Cuidado corporal

La manteca de karité

manteca de karité

Hace ya varios años que se puso de moda la manteca de karité como producto destinado al cuidado de la piel. La manteca de karité se obtiene del prensado de las nueces del árbol así llamado y que se cría en Burkina Faso, Costa de Marfil, Mali y Sudán. La manteca de karité, muy apreciada en el mundo de la cosmética, ha sido utilizada en África desde tiempos antiguos. De hecho, se han encontrado escritos que demuestran hasta qué punto este producto ha sido y es uno de los productos más valorados por las tribus de dichos países.

Para obtener la manteca de karité se recolectan las nueces y se prensan en frío, directamente. Al prensar las nueces de ese modo se obtiene una grasa vegetal: la manteca de karité sin refinar, un producto que puede emplearse tanto en la elaboración de cosméticos como en la cocina.

Cuidado corporal

El cuidado de la zona V

V-Steam o baño de vapor vaginal. Ése es, sólo, uno de los últimos tratamientos que las mujeres tenemos a nuestra disposición para cuidar nuestro pubis y nuestra vulva. Hasta no hace demasiado tiempo, un gel o una toallita íntima eran los únicos instrumentos de los que podíamos servirnos para cuidar de nuestras partes más íntimas. Ahora disponemos de sérums, de cremas hidratantes, de bálsamos labiales, de iluminadores…

Cuidar del pubis y de la vulva o de lo que cada vez más se está llamando la zona V es fundamental por motivos de higiene, más allá de la importancia que puede tener en el desarrollo de una vida sexual satisfactoria.

Cuidados de la piel

Ácidos cosméticos: ácidos buenos para la piel

La clave de un buen cosmético es tener en su formulación ingredientes y activos que, de una forma u otra, tengan capacidad para renovar la piel. Por regla general, la mayor parte de los cosméticos que persiguen este fin lo hacen exfoliando la piel y estimulando la producción de colágeno. Muchos de esos activos e ingredientes derivan de las frutas y de otros elementos naturales. De entre todos los ingredientes y activos que forman parte de la formulación de los productos cosméticos podemos destacar aquellos que podrían englobarse dentro del grupo de lo que se llaman ácidos cosméticos o, dicho de otra manera, ácidos buenos para la piel.

Los ácidos cosméticos, presentes en la formulación de los productos cosméticos, actúan en los dos niveles de la piel, el dérmico y el epidérmico. Cuando los aplicamos en la piel, los ácidos cosméticos o hidroxiácidos estimulan la exfoliación de las células epidérmicas, penetran en la dermis (donde estimulan la producción de mucopolisacáridos como el ácido hialurónico), mejoran la calidad de las fibras de elastina y mejora la densidad del colágeno. Al mismo tiempo, los hidroxiácidos provocan que la piel se vea más hidratada y elástica, disminuyendo en ellas la tendencia a presentar manchas.

Cuidados de la piel

Tipos de mascarillas faciales

No podemos concebir una rutina cosmética sin que intervengan en ella las mascarillas faciales. Gracias a la alta concentración de principios activos que encontramos en las mascarillas faciales éstas sirven para actual directamente sobre la piel tanto en sus capas más epidérmicas como en las más profundas.

Quien quiera cuidar de la piel de su cutis deberá, pues, utilizar al menos una vez por semana o cada quince días algún tipo de mascarilla facial que se adapte a las características de su piel.

Cuidados de la piel

Consejos para cuidar la piel en invierno

Se habla a menudo de la necesidad de proteger la piel en verano de los efectos perniciosos de los rayos del sol y de la exposición excesiva a los mismos, pero no es sólo en verano cuando nuestra piel sufre la agresión del medio ambiente. También en invierno nuestra piel sufre. Las pieles, y en especial aquéllas que son más finas y sensibles, se resecan en invierno, enrojecen, se vuelven tirantes. El motivo principal de todos estos cambios es, principalmente, la combinación entre la exposición al calor de las calefacciones y los cambios bruscos de temperatura.

Todos estos problemas de la piel (la sequedad, el enrojecimiento o la tirantez) acaban provocando la aparición de arrugas. Para evitarlo hay que seguir unas pautas. A esas pautas, que nos servirán para cuidar la piel en invierno, vamos a dedicar este este artículo.

Cuidados de la piel

¿Por qué triunfa la cosmética coreana?

Si hay algo que en los últimos años ha revolucionado el mundo de la cosmética eso es la cosmética coreana. BB Creams, Cc Creams, esponjitas konjac, mascarillas, maquillajes cushion… son muchas las aportaciones de la cosmética coreana al mercado cosmético y mucho su tirón comercial.

Los productos de cosmética coreana son atractivos a la vista y proclaman a los cuatro vientos el estar realizados con productos naturales (agua volcánica, sésamo negro, té verde…). Ahí, posiblemente, radica gran parte de un éxito que ha conducido a que mujeres de todo el mundo busquen productos cosméticos con el distintivo K-Beauty.

Cuidados de la piel

Señales para saber que la piel se está quemando

No importa que se avise una y mil veces de la necesidad de utilizar protector solar siempre que vayan a tomarse baños de sol. Siempre hay quien no hace caso a las advertencias o no consigue ajustar su nivel de protección al tiempo de exposición solar y vuelve a casa, a la habitación del hotel o al apartamento en el que esté pasando las vacaciones con la piel fustigada por los rayos del sol. Llega entonces el tiempo de los tratamientos paliativos, del baño de agua fría y de la hidratación acelerada, del Aftersun y de los productos con aloe vera, ácido hialurónico o vitamina E que consigan aliviar la quemazón sufrida por la piel.

Impedir que llegue ese momento es fundamental para gozar de una piel saludable. Ya sabemos los daños que puede causar el exceso de sol sobre ella. Sabemos que los rayos UV la resecan, la envejecen y sabemos también que, en algunos casos (cada vez estadísticamente más frecuentes), puede constituirse en origen de un melanoma o, lo que es lo mismo, un cáncer de piel. Por eso hay que estar siempre atentos a las señales que la piel nos envía para hacernos saber que no la hemos protegido como debiéramos y que, por tanto, está comenzando a irritarse o quemarse por el exceso de exposición al sol.

Cuidados de la piel

Manual básico para hidratar la piel en verano

consejos de hidratación de la piel

Cuando hablamos de la hidratación de la piel y de la necesidad de que aquélla sea correcta para que la piel pueda lucir su mejor aspecto solemos hacer referencia en el hecho de beber agua y en el de usar de manera regular una buena crema hidratante. Sin duda, ambos factores tienen un efecto directo y positivo sobre la hidratación de la piel, pero no son los únicos.

Ahora, cuando el verano está a punto de llegar y las altas temperaturas y el calor amenazan a la piel, es necesario revisar cuáles son los aspectos que hay que tener en cuenta para tener una piel hidratada y luminosa.