Suplementos Nutricionales

Suplementos nutricionales para el cuidado de la piel

Que la alimentación es básica para el cuidado de la piel es algo que ya dimos por sentado en su momento. En nuestro artículo “La alimentación, clave para la piel” ya vimos cómo la inclusión de determinados alimentos en la dieta puede servir para que ésta luzca más sana y atractiva.

En aquel artículo hablábamos de las ciruelas y la fresas, de los arándanos y las moras, del té verde y el chocolate negro, de las pipas de calabaza y las almendras o del salmón y la manzana como de alimentos que podían servir para mejorar el estado y, por tanto, la apariencia de nuestra piel, y de los alimentos procesados, las bebidas gaseosas, la harina blanca, la pasta o el arroz como alimentos que, tomados en exceso, podían actuar contra la salud de nuestra piel.

En ocasiones sucede, sin embargo, que nuestra alimentación no basta para aportar a nuestro organismo los nutrientes que van a permitir que la piel tenga un perfecto estado de salud. En estos casos puede resultar adecuado recurrir a suplementos nutricionales que aporten dichos nutrientes. Ésa es la base de la nutricosmética. En este post vamos a ver qué nutrientes son la base de estos suplementos nutricionales destinados a mejorar el estado de nuestro cutis.

Betacarotenos

Con el nombre de betacarotenos se conoce a una seguir de pigmentos que, siendo responsables de la pigmentación amarilla, anaranjada o roja de los alimentos vegetales, son precursores de la vitamina A. Al ingerirlos, el cuerpo humano los sintetiza y convierte en vitamina A antioxidante y los utiliza para producir melanina. La melanina es, por decirlo de algún modo, nuestra protección natural contra los rayos ultravioletas.

Aparte de en los suplementos para el cuidado de la piel, los betacarotenos pueden encontrarse en la zanahoria, la calabaza, los albaricoques, los espárragos, los melocotones, las verduras de hoja verde, el melón o las papayas.

Vitamina C

De entre todos los nutrientes, la Vitamina C cumple una función especial que incide directamente sobre el estado de nuestra piel: la de contribuir a la formación del colágeno. El colágeno es uno de los componentes principales de piel y huesos y participa en el reforzamiento de las paredes de los vasos sanguíneos.

Los suplementos de vitamina C son, pues, unos suplementos para la piel que dan muy buenos resultados. Ellos sirven para aportar a nuestro organismo las dosis de vitamina C que no nos aporta la ingesta de alimentos como la naranja, el brócoli, el limón, el pomelo, las fresas, el kiwi, los higos, las moras o las uvas.

Colágeno

Como hemos visto, el colágeno es uno de los componentes esenciales de la piel. La proteína que, en el fondo, es el colágeno, aporta firmeza, sostén y elasticidad a piel, cabello y uñas.
De manera natural, el organismo reduce sus tasas de producción de colágeno a partir de los cuarenta años de vida. En el mercado pueden encontrarse múltiples suplementos nutricionales ricos en colágenos. Dichos suplementos están incluidos entre los suplementos alimenticios para el cuidado de la piel. Ellos aportan las dosis de colágeno que nuestro cuerpo no genera y que podemos no encontrar en dosis suficientes en alimentos como el cordero, el rabo de toro, las manitas de cerdo, los callos, el bacalao, el salmón, el pollo o el pavo.

Ácido hialurónico

Junto al colágeno, el ácido hialurónico es uno de los nutrientes directamente responsable del estado de nuestra piel. Los suplementos de ácido hialurónico, pues, son suplementos ideales para mejorar el estado de nuestra piel. No en vano, el ácido hialurónico es directamente responsable de la elasticidad y la hidratación de la piel. Transparente y de apariencia viscosa, nuestro cuerpo lo produce de manera natural para que actúe como una especie de esponja que se encarga de captar y retener el agua para, así, garantizar la hidratación de, por ejemplo, nuestra piel.

Son muchos los suplementos nutricionales que contienen ácido hialurónico que pueden encontrarse en el mercado. Si deseamos estimular a nuestro cuerpo para que éste produzca ácido hialurónico debemos consumir verduras y vegetales como el brócoli, las coles de Bruselas, las patatas o la soja, y frutas como el aguacate, el melón, la pera, el mango, la papaya o el plátano.

Vitamina E

Si hay un nutriente capacitado para actuar como un potente antioxidante ésa es la vitamina E. El consumo de suplementos nutricionales para cuidar el cabello con vitamina E es especialmente recomendable cuando sometemos nuestro cuerpo a largas sesiones de toma de sol. Esta vitamina potencia el sistema inmunológico y evita la oxidación de las células. Al mismo tiempo, la vitamina E, combinada con la C, aumenta el efecto de ésta y, además, favorece la acción de los betacarotenos.

La vitamina E puede encontrarse de manera natural en las pipas de girasol, en frutos secos como las avellanas y las almendras o en aceites como el de oliva, soja y girasol.

Licopeno

Como los betacarotenos, el licopeno es un pigmento vegetal. Reflector natural de los rayos UVA y UVB, el licopeno proporciona un aspecto bronceado y dorado a la piel y protege al organismo de los radicales libres, el fotoenvejecimiento y el cáncer de piel.

Este complemento alimenticio para cuidar la piel complementa la función desempeñada por el licopeno presente en alimentos como los tomates, la papaya, la sandía o el pimiento rojo.

Selenio

Otro nutriente con una potente función antioxidante es el selenio. Presente en cacahuetes, cereales integrales, nueces del Brasil, guisantes, lentejas, semillas de girasol, pescado como la sardina, el atún o el salmón, y mariscos, el selenio fortalece las defensas y el sistema inmunológico actuando al mismo tiempo contra el estrés oxidativo del ADN.

Si deseas buscar suplementos nutricionales para cuidar la piel, pues, busca suplementos que posean betacarotenos, vitamina C, colágeno, ácido hialurónico, vitamina E, licopeno o selenio.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *