Cuidados de la piel

Los jabones artesanales

jabones artesanales

La utilización de un buen jabón es imprescindible para mantener un buen cuidado de la piel. En la actualidad, son muchas las marcas comerciales que ofertan a las consumidoras un amplio surtido de jabones de primera calidad que garantizan un excelente cuidado de la piel. Hay muchas mujeres que, sin embargo, por cuestiones ecologistas, optan por el consumo de los jabones artesanales. Por eso en nuestras ciudades no faltan las tiendas especializadas en la elaboración y venta de este tipo de jabones. Muchas mujeres, sin embargo, encuentran un placer especial en elaborar ellas mismas sus propios jabones artesanales.

En este artículo de Mujer de Portada queremos mostraros los beneficios de los jabones artesanales y también algunas recetas para que vosotras mismas, en vuestras casas, podáis elaborar de una manera sencilla vuestros propios jabones artesanales.

Beneficios de los jabones artesanales

Las defensoras del uso de los jabones artesanales para lavar y cuidar nuestra piel esgrimen, entre otros, los siguientes argumentos para apoyar la utilización de este tipo de jabones frente a los jabones sintéticos:

  • Los jabones artesanales mantienen toda la glicerina, lo que los hace muy beneficiosos para las pieles secas y sensibles y para tratar problemas de eczema y otras enfermedades cutáneas como la psoriasis o la dermatitis.
  • No contienen fragancias artificiales ni productos químicos, lo que hace más difícil que puedan irritar la piel.
  • Al hacer nuestro propio jabón podemos incorporarlos ingredientes y aceites que mejor se adapten a nuestra piel.
  • Los aceites esenciales utilizados para la elaboración de los jabones artesanales poseen múltiples beneficios para la piel.
  • Podemos garantizar el uso de materias primas y hierbas de primera calidad.
  • Al no incluir en su elaboración derivados del petróleo estamos cuidando de manera activa el medio ambiente.

Tipos de jabones artesanales

La variedad de jabones artesanales que se pueden elaborar encasa es muy amplia. Se pueden hacer jabones artesanales utilizando aceite usado y jabones de glicerina, de aloe vera y de azufre, de caléndula y de naranja, de ruda y de hierbas naturales… En este artículo vamos a enseñarte a elaborar jabones artesanales con aceite usado y con glicerina.

Jabón con aceite usado

El jabón artesanal elaborado con aceite usado y sosa cáustica puede servir tanto para lavar la piel como para lavar la ropa. Para ello hay que utilizar los siguientes ingredientes:

  • 1 litro de aceite usado de freír.
  • 1 litro de agua.
  • 160 gramos de sosa cáustica de 90%.
  • 20-40 ml de aceite esencial (opcional).
  • Guantes y gafas de protección.
  • Utensilio para remover la mezcla.
  • Recipientes para mezclar los ingredientes y para que sirva de molde.

Para elaborar este jabón artesanal hay que extremar las precauciones, sobre todo si la mezcla se realiza en un local cerrado, ya que las emanaciones de mezclar la sosa cáustica con el agua son irritantes. Al mismo tiempo, los guantes son necesarios para que la sosa no queme la piel.

Una vez tenidas en cuenta estas prevenciones, los pasos aseguir para elaborar este jabón artesanal con aceite usado son los siguientes:

  1. Introducir el agua en un recipiente grande de plástico o acero inoxidable.
  2. Añadir sosa cáustica y remover hasta que se disuelva en el agua. Esta mezcla alcanza una temperatura de unos 80ºC y las emanaciones surgidas de la misma son tóxicas.
  3. Dejar reposar y dejar enfriar hasta los 35º. Si se desea añadir alguna esencia odorífera, ahora es el momento de hacerlo.
  4. Echar lentamente sobre la mezcla el aceite usadoy remover la mezcla siempre en el mismo sentido durante unos 30 o 40 minutos. A ese proceso se le llama proceso de saponificación, y durante él la mezcla se va espesando progresivamente.
  5. Cuando la mezcla tenga una textura similar a la pasta, volcarla en los moldes y dejarla secar durante unos 30 días. Cuando haya pasado ese tiempo, ya tendremos nuestro aceite artesanal elaborado con aceite usado.

Jabón de glicerina

El jabón de glicerina es otra de las opciones que tenemos a nuestro alcance cuando deseamos realizar un jabón artesanal. Al realizar el jabón de glicerina podemos optar por incorporar al mismo un determinado color o un determinado aroma.

Para elaborar este jabón artesanal necesitaremos una pastilla de glicerina o, en su defecto, glicerina líquida; aceite de oliva virgen extra, un recipiente, aceite esencial, moldes de silicona y, si deseamos dar color a nuestro jabón, colorante.

Una vez tengamos estos ingredientes, cortaremos la pastilla de glicerina en trozos pequeños y, colocándola en el recipiente, la derretiremos bien al baño maría, bien sirviéndonos del microondas. Si utilizamos glicerina líquida, calentaremos agua y, cuando esté caliente pero no hirviendo, verteremos sobre ella la cantidad de glicerina por litro de agua que indique el fabricante de la misma. Tanto en el caso de utilizar glicerina en pastilla como en el de usar glicerina líquida removeremos bien la glicerina para evitar que se formen burbujas. La mejor manera de evitarlo es remover la glicerina realizando círculos de arriba abajo.

Si deseamos teñir el jabón, deberemos añadir en este paso el colorante a la glicerina y remover bien la mezcla. Tras ello, añadiremos a la glicerina el aceite esencial de nuestra elección.

Una vez añadido el aceite esencial, verteremos la mezcla en los moldes de silicona (que previamente habremos pintado con aceite de oliva para facilitar el desmolde) y, transcurrida aproximadamente una hora, sacaremos el jabón del molde. Si tenemos prisa, podemos acelerar este proceso introduciendo los moldes con el jabón en el frigorífico.

Como ves, nada más sencillo que elaborar jabones artesanales con aceite usado o con glicerina. En un próximo artículo de Mujer de Portada te enseñaremos a realizar jabones artesanales con hierbas aromáticas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.