Maquillaje para la mujer

Trucos para realizar un maquillaje natural

maquillaje natural

Querer aparentar que no vamos maquillada cuando, en realidad, sí lo vamos. Ése es el deseo de muchas de nosotras a la hora de maquillarnos. Pero ese deseo no es fácil de alcanzar. Para empezar, no es fácil dar con ese truco de maquillaje que va a permitirnos realizar un maquillaje que le siente bien a nuestra piel. Es fácil equivocarse al tomar una decisión u otra y ello hará que ese maquillaje que pretendíamos invisible no lo sea, finalmente, tanto.

En este artículo queremos proporcionar una serie de consejos básicos para que consigas realizar un maquillaje natural que dé a tu piel un aspecto fresco y nada artificial. Esos consejos están agrupados en tres pasos fundamentales:

  1. Preparar correctamente la piel antes de aplicar el maquillaje.
  2. Elegir la base de maquillaje más conveniente para nuestro rostro.
  3. Corregir e iluminar aquellas partes del rostro que deban corregirse o iluminarse para, con ello, conseguir un maquillaje natural.

Veamos ahora qué hay que hacer para ejecutar los tres pasos anteriores.

Preparación de la piel

Antes de aplicar cualquier tipo de maquillaje, también un maquillaje natural, hay que procurar que la piel esté limpia e hidratada. Eso garantizará que el maquillaje no se cuartee, lo que, además de revelar la existencia de dicho maquillaje, da un aire avejentado al rostro.

Para mantener una piel hidratada es conveniente utilizar, con regularidad, una crema hidratante, y mantener unos hábitos alimenticios y de limpieza de la piel adecuados. Para que la piel esté limpia es necesario realizar una buena limpieza del cutis cuando nos hayamos aplicado cualquier tipo de maquillaje. Retirar cualquier resto de éste es fundamental. Para realizar una limpieza profunda del cutis podemos utilizar un tónico facial. Si nuestra piel es seca, ese tónico debe ser muy suave; si, por el contrario, es grasa, el tónico que utilicemos para limpiar nuestra piel podrá y deberá ser un poco más astringente.

Una vez nos hemos asegurado de que nuestra piel está limpia e hidratada y de que, por tanto, explotará al máximo las posibilidades de lucimiento que le dé el maquillaje, escogeremos una prebase de calidad para dar una mayor duración al maquillaje natural que deseamos dar a nuestra piel. La prebase de maquillaje es un producto ligero y transparente que sirve para preparar y alisar la piel y para unificar su textura. Una vez aplicada la prebase, podremos iniciar lo que propiamente es el maquillaje natural de la misma.

Elección de la base de maquillaje

El éxito o el fracaso de un maquillaje natural depende, en gran medida, de la correcta elección de la base de maquillaje. ¿Qué base de maquillaje debemos escoger para que nuestro maquillaje sea un maquillaje natural? Aquélla que tape las manchas e imperfecciones de nuestro rostro sin dar al mismo una apariencia artificial.

Para empezar, debemos rechazar aquellas bases de maquillaje que tengan una tonalidad más oscura que la de nuestra piel. No quebremos las normas básicas de la naturalidad intentándonos mostrar más morenas de lo que en verdad somos o estamos. Para escoger el tono, probemos la base de maquillaje sobre la frente (no la probemos ni en el cuello ni en la muñeca). Si su color se confunde con el de nuestra piel, ésa es la base que debemos escoger para realizar un maquillaje natural.

Corrección e iluminación del rostro

Finalmente, para que nuestro maquillaje aparente ser lo más natural posible debemos escoger cuidadosamente dónde aplicar puntos extras de corrección e iluminación a nuestro rostro. Para realizar un maquillaje natural hay que utilizar la cantidad justa de corrector. Excederse en su uso va siempre en contra de la naturalidad que deseemos dar a nuestro rostro. Una buena manera de “aligerar” la carga del corrector cuando realizamos un maquillaje natural es añadir al mismo unas gotas de aceite esencial. Gracias a esas gotas, el corrector será más fácil de aplicar y el maquillaje parecerá más natural. Para camuflar las ojeras hay que optar por aplicarlo en la zona oscura de las mismas para, a partir de ahí, extenderlo, con pequeños toques, hacia fuera.

Una vez aplicado el corrector, hay que pensar en cómo realizar nuestra línea de ojos. Lógicamente, si queremos realizar un maquillaje natural no debemos abusar del uso del eyeliner. El marrón o el gris deberán ser los colores dominantes, rechazando el negro, que es menos natural y define la mirada de una manera menos sutil que el marrón o el gris.

De la misma manera que el delineador de ojos debe utilizarse con prudencia cuando se desea realizar un maquillaje natural, también el relleno de cejas es una técnica que, en este caso, debe utilizarse con extrema delicadeza. Los trazos del relleno de cejas, siempre finos, deben realizarse siempre en la dirección que crecen los pelos.

El maquillaje de labios, finalmente, será el paso decisivo que deberemos dar para que nuestro maquillaje sea un maquillaje natural. Al igual que sucede con el corrector y el delineador de ojos, al aplicar el maquillaje de labios hay que huir del exceso de maquillaje. Olvidarse del pincel de labios y optar por extender el maquillaje con los dedos puede ser una buena opción a la hora de realizar un maquillaje natural de los labios. Buscar un color parecido a los de los labios y buscar un maquillaje labial que posea una textura cremosa son, también, buenas opciones a la hora de realizar un buen maquillaje natural.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − 13 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.