Alimentos Sanos

Beneficios y utilidades de la tila

Las abuelas son sabias. Más de lo que creemos. Por eso en muchas ocasiones, ante la disyuntiva de consumir un tranquilizante farmacéutico o un té de tilo o tila para aliviar su ansiedad, optan por la segunda opción. Y es que tanto las flores como la corteza del árbol del tilo tienen muchas propiedades positivas para nuestro organismo.

El té de tilo contiene altas dosis de farmesol, así como taninos, glucósidos, mucílagos, carotenos y vitamina C. La combinación de todos estos elementos convierte a la tila en una infusión con innumerables cualidades.

Beneficios de la tila

¿Cuáles son los beneficios de la tila? Entre ellos podemos encontrar los siguientes:

  • Es diaforética. Es decir: estimula la transpiración, lo que resulta muy beneficioso para mejorar el resfriado común y otras infecciones respiratorias. Al estimular la transpiración, el té de tilo ayuda al sistema inmunitario a luchar contra infecciones de este tipo.
  • Alivia síntomas de colon irritable, así como otra serie de espasmos o cólicos que se padecen en el sistema digestivo o en el reproductor.
  • Es relajante. Alivia los síntomas de estrés, insomnio o nerviosismo gracias a su efecto sedante sobre el sistema nervioso. Una taza antes de acostarse, por ejemplo, es una buena dosis para luchar contra el insomnio.
  • Es anti-inflamatoria. Dos o tres tazas diarias de té de tila puede servir para desinflamar músculos u órganos inflamados, a la vez que pueden servir para tratar golpes, torceduras y ciertos reumatismos.
  • Diurético. El cuerpo encuentra en el té de tilo una gran ayuda para eliminar líquidos sobrantes del organismo. Quienes padezcan edema pulmonar e infecciones respiratorias semejantes a la bronquitis encontrarán también en la de tila una infusión de gran ayuda. Al ser diurética, la tila puede servir también para ayudarnos a perder peso o, cuanto menos, a no ganarlo debido a la retención de líquidos.
  • Vasodilatador e hipotensor. Si deseas relajar los vasos sanguíneos y disminuir la presión sanguínea, consume té de tilo. La tila te será de gran ayuda para alejar los fantasmas del infarto o la trombosis. También sirve para mejorar la hipertensión, la arteriosclerosis y las varices.
  • Digestivo y carminativo. El té de tilo ayuda al hígado y a la vesícula biliar a cumplir óptimamente con sus funciones. Al mismo tiempo, actúa de manera muy positiva sobre el aparato digestivo. Entre otros beneficios, en el haber de la tila podemos contabilizar que actúa de un modo muy activo contra la dispepsia biliar, contra la intolerancia a las grasas o contra diversos tipos de cólicos. Al mismo tiempo, el té de tilo resulta muy útil para luchar contra la disfagia o dificultad para tragar.
  • Analgésico. Bien sea por su acción anti-inflamatoria, por su función relajante o por su capacidad antiespasmódica, lo cierto es que la tila alivia una gran diversidad de dolores. Quienes padecen jaquecas, migrañas u otro tipo de dolores de cabeza encuentran en el té de tilo una gran ayuda. Para prevenir o aliviar es conveniente tomar 2 o 3 tazas al día.
  • Ayuda a eliminar el ácido úrico.
  • Ayuda a regular las irregularidades de la menstruación.
  • Ayuda a recuperar el apetito.
  • Ayuda a mejorar y calmar cualquier tipo de alteración sufrida por la piel. En el fondo, muchas alteraciones son de carácter nervioso. La tila, al calmar los nervios, calma también las alteraciones cutáneas causadas por ellos. Así, los escozores y los enrojecimientos pueden aliviarse gracias al uso de la tila.

La tila, como todo tipo de infusión, no debe ser consumida en exceso. Hay una cantidad recomendada para cada día y esa cantidad es de dos o tres infusiones al día en las que se combinen 2 gramos de la planta por cada 150 ml de agua.

¿Cómo preparar un té de tila?

Para preparar un té de tila sólo hay que realizar una infusión al modo tradicional. Para ello hay que poner a hervir un litro de agua. Cuando entre en ebullición, hay que retirar el agua del fuego y echar en ella dos cucharadas de flores de tilo. Tras tapar el agua, dejaremos que las flores reposen en ella durante cinco minutos. Cuando haya transcurrido ese período de tiempo colaremos la infusión.

Una vez realizada la infusión, ésta puede beberse tal cual o, por el contrario, puede edulcorarse con algún edulcorante de nuestro gusto.

Contraindicaciones de la tila

No todas las mujeres pueden tomar infusiones de tila o, cuanto menos, no todas pueden hacerlo sin consultar antes con el médico. Entre las mujeres que deberían consultar con su médico antes de consumir té de tilo encontramos:

  • Las mujeres embarazadas o lactantes.
  • Las mujeres que padezcan algún tipo de enfermedad cardíaca.
  • Las mujeres que, al consumir tila, padezcan reacciones alérgicas tales como urticaria, erupciones en la piel o dificultad para respirar.
  • Las mujeres que sufran dolores estomacales de origen desconocido. Estas mujeres podrían experimentar un empeoramiento de dichos dolores al tomar tila.

Las mujeres que deseen aliviar su nerviosismo de una manera natural y no puedan tomar té de tilo o no soporten el sabor del mismo podrán optar por otros productos de origen natural que servirán para calmar los nervios y combatir el insomnio. Entre esos productos encontramos las semillas de calabaza, las infusiones de pétalos de rosa o el chocolate. Otra buena opción para calmar los nervios y combatir el insomnio es la de consumir infusiones y decocciones de lúpulo. Este remedio, que actúa regulando los receptores de la melanina, lo han utilizado muchas culturas, desde la Antigüedad, para reducir los nervios y calmar la ansiedad.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.