Cuidado corporal

Formas de depilación: ventajas e inconvenientes

Nunca como en verano prestamos tanta atención a la depilación. Otro tipo de ropa y el exhibirse en piscinas y playas nos hace cuidar especialmente de nuestra depilación. Los pantalones cortos, las faldas y los bikinis nos obligan a extremar nuestros cuidados corporales y la depilación se convierte en una de esas obligaciones ineludibles.

Muchas mujeres, llegado ese momento, se preguntan cuál es la mejor técnica de depilación que pueden escoger para lucir el mejor aspecto posible. Unas de esas formas de depilación son más duraderas que otras, otras más rápidas, otras más caras, algunas más dolorosas… En este artículo os queremos mostrar las principales formas de depilación y cuáles son las ventajas y los inconvenientes de cada una de ellas.

Depilación a cuchilla

Ésta es la forma de depilación más tradicional. La mejor manera de afeitarse a cuchilla es tras la ducha y utilizando la cuchilla en sentido contrario al crecimiento del vello. El inconveniente principal de esta forma de depilación es su duración. Al no arrancar el pelo de raíz, el vello vuelve a aparecer en unos pocos días.

Esta forma de depilación acostumbra a ejecutarse mediante cuchillas desechables. Los avances en la técnica de fabricación de las cuchillas han hecho que se reduzca notablemente el riesgo de sufrir cortaduras e irritaciones. Al mismo tiempo, la industria de la cosmética ha creado geles de afeitado que, a la vez que convierten el acto de la depilación en algo mucho menos agresivo y más suave, evitan que la piel se reseque.

Un buen consejo para todas aquellas mujeres que opten por esta forma de depilación es la de aplicar agua fría a la zona depilada y crema calmante con aloe vera.

Depilación con cremas depilatorias

Las cremas depilatorias cumplen un objetivo fundamental: destruir la queratina del vello. Indolora, la mayor ventaja de esta forma de depilación es que no acostumbra a provocar la aparición de granitos. La crema depilatoria, que podemos encontrar en forma de espumas, geles, etc. se debe aplicar con una espátula sobre la piel seca y, tras dejarla actuar entre 10 y 15 minutos, se debe aclarar con suficiente agua.

La primera vez que vayamos a probar esta forma de depilación la debemos probar sobre una pequeña superficie de nuestro cuerpo. Eso nos servirá para comprobar si nuestra piel es alérgica a ese tipo de crema o no.

Una vez realizada esta forma de depilación se aconseja aplicar sobre la zona depilada una crema hidratante, aunque lo cierto es que las cremas depilatorias actuales ya contienen ingredientes como la miel o las proteínas de la leche que sirven para cuidar la piel y garantizar su suavidad.

Depilación a la cera

De entre todas las formas de depilación, la depilación a la cera es uno de los más efectivos. Al arrancar el pelo de raíz, los efectos de este tipo de depilación se notan durante varias semanas.

En el mercado se pueden encontrar diversos tipos de cera:

  • Cera caliente. Este tipo de cera se funde al baño maría. Entre sus componentes encontramos la cera virgen de abejas, resinas y ciertas sustancias emolientes. Tras aplicarla sobre la piel con una espátula, debemos esperar a que la cera se enfríe para, en sentido contrario al vello, tirar de ella.
  • Cera tibia. Este tipo de cera se utiliza de la misma manera que la cera caliente. Los componentes, sin embargo, son distintos. En la cera tibia podemos encontrar sustancias como la miel o la manzanilla, encargadas ambas de dar una mayor suavidad a la piel. Este tipo de cera depilatoria se elimina con tiras de algodón. Los restos de cera que queden el cuerpo se eliminan fácilmente con agua.
  • Bandas de cera fría. Las bandas de cera fría son de uso inmediato. Para utilizarlas sólo hay que hacer una cosa: calentarlas un poco con las palmas de las manos. Adheridas a la piel, para quitarlas hay que estirar en sentido contrario de los pelos.

Este tipo de depilación es dolorosa, especialmente en aquellas zonas en las que la piel es más sensible, como pueden ser las axilas o la región genital.

La mujer que opte por esta técnica de depilación y padezca, tras ella, la aparición de granitos o la dilatación de los poros de la piel de las piernas deberá aplicarse una crema corporal con ácido glicólico para paliar los efectos secundarios de este tipo de depilación.

Depilación con maquinillas eléctricas

Esta forma de depilación es muy práctica y limpia y puede resultar muy útil para depilar zonas extensas como pueden ser, por ejemplo, las piernas. Eso sí: resulta más dolorosa que la depilación a la cera. No en vano, lo que la maquinilla eléctrica hace al pasar sobre el vello es arrancarlo de raíz. Actualmente, sin embargo, se pueden encontrar en el mercado maquinillas eléctricas que incorporan geles o que poseen masajeadores en sus cabezales para hacer menos doloroso este tipo de depilación.

La duración de la depilación con maquinilla eléctrica oscila entre las 3 y las 4 semanas.

Depilación láser

De este tipo de depilación suele decirse que es la única que sirve para eliminar el vello de una manera definitiva. ¿Cómo funciona esta forma de depilación? Aplicando destellos de luz que penetran en las capas superficiales de la piel y que son absorbidos por la melanina contenida en los folículos pilosos. Al aumentar la temperatura, la raíz del vello queda dañada sin que el resto de tejidos colindantes sufra daño alguno. Al quedar lesionada la raíz del vello, éste no vuelve, en la gran mayoría de los casos, a reproducirse.

Las defensoras de este tipo de depilación destacan el que sea una forma de depilación indolora, que no provoca foliculitis ni pelos enquistados, que no produce daños en la piel ni en las glándulas sebáceas y sudoríparas y que, al contrario de lo que puedan apuntar algunos mitos, no provoca cáncer ya que la luz utilizada es una luz visible e infrarroja. Otra de las grandes ventajas de esta forma de depilación es que deja la piel tersa y suave.

La depilación láser presenta, sin embargo, algunos inconvenientes de los que sólo vamos a destacar tres:

  • Es cara.
  • Puede no resultar eficaz cuando el vello es muy fino y claro.
  • No es aconsejable durante el embarazo.

Próximamente dedicaremos un artículo de Mujer de Portada a la depilación láser o fotodepilación para comentar con mayor detalle las características de este tipo de depilación que cada vez está haciendo más fortuna entre muchas mujeres.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.